Viaje del viernes #18

Reconozco que hacer un trámite con la Administración suele conllevar una pérdida de tiempo considerable, algo que en estos días que corren no nos sobra. Asimismo, un trámite en general con cualquier entidad nos genera esa sensación de “perder la mañana”. Por eso, cuando la gente venía a mi oficina y les decía que no podía realizar el trámite que me solicitaban porque les faltaba algún requisito, muchos acababan recurriendo a una excusa que no viene a cuento aunque ellos le veían mucha utilidad: hacer referencia a tiempos pasados. Si hace 20 años era así, ¿por qué ahora no? Supongo que no recuerdan que ya no pagan en pesetas.

Hacer un trámite con la Administración Pública es armarse de valor, paciencia… y papeles. Porque por muchos que creas que llevas, en ocasiones sigue faltando alguno. Cuando solicito un papel que el ciudadano no trae, las respuestas que obtengo son de lo más variopintas.

Algunos me dicen: “Pues la otra vez me lo hicieron con esto que te traigo“. No digo yo que no fuera así en ese momento, pero las cosas cambian y quizás los requisitos que se necesitan ahora son distintos. Generalmente la vez anterior data de 3, 4 o incluso 5 años atrás, con lo que un cambio en la ley es más que probable. También puede ser que no recuerden lo que trajeron esa otra vez, o tal vez otra persona lo tramitó en su lugar. Es posible incluso que quién se equivocó fue el funcionario y efectivamente se lo hicieron como me indican, pero erróneamente (no pasa nada, todos nos equivocamos).

Lo que de verdad me inquieta es que piensen que les estoy pidiendo algo que no es necesario. ¿Tal es mi cara de mala persona? ¿Creen que disfruto haciendo que la gente se dé paseos? ¿De verdad piensan que tengo ganas de volver a verles y encima más enojados? (cuando se van sin hacer lo que quieren, se suelen marchar más enfadados de lo que llegaron) ¿No sería más cómodo para mí atender una sola vez a cada persona?

Otros intentan sorprenderme con un “Pues en nosécuál oficina con esto me lo hacen“, y aunque es algo que trataré más adelante debo decir que no lo logran. ¿Qué me importa a mí lo que hagan en otro sitio, que ni siquiera sé si es cierto ni si lo están haciendo correctamente?

Pero si hay alguna que me resulta curiosa por encima del resto es: “Pues el año pasado me lo hiciste con lo que te traigo ahora“. ¿Está seguro el ciudadano de que fui yo quién le atendió? ¿Realmente no le mandé a casa a por lo que le pido ahora? ¿De verdad que fue el año anterior y no hace unos cuantos años? Si responde que sí a todas estas preguntas formuladas (y generalmente lo hace, no es fácil que dé su brazo a torcer), seguidamente le pregunto cómo puede acordarse con esa facilidad de lo que presentó el año anterior (a mí me cuesta recordar lo que hice el mes pasado). A esto a veces no hay respuesta, supongo que porque en el fondo son humildes.

Suponiendo que no han cambiado las normas, ¿piensan que me puedo creer que yo les dije algo diferente a lo que les digo ahora? ¿Lo tienen grabado en un vídeo? Quizá me pude equivocar con una persona y hacerlo mal, pero la cantidad de veces que me ocurre supera con creces el número de errores permitidos por mi sentido común. No soy tan tonto, leñe, aunque estoy seguro de que la gente no piensa igual.

Anuncios

68 comentarios en “Viaje del viernes #18

  1. Te leo Óscar y recuerdo mi experiencia en atención al paciente. Era terrible cuando les faltaba algo, una autorización, el DNI, un informe…. Ofrecíamos todo tipo de facilidades, que nos lo enviaran por mail, por fax para evitar los paseos y nos sobrecargabamos de trabajo pendiente, aun así no se quedaban conformes.
    Sabes? creo que ha llegado un momento que a la mayoría lo único que le importa es lo suyo, la falta de tolerancia, de humildad de amabilidad es tan grande que cada día me alegro más de vivir en mi burbuja, sin TV, sin prensa, sin toxicidades…pago el precio del pseudoaislamiento con mucho gusto.
    Un abrazo amigo. Feliz fin de semana.

    Le gusta a 2 personas

    1. Es lo triste, que a la gente solo le importa lo suyo, y me importa muy poco las consecuencias que pueda acarrear el conseguir lo que quieren a costa de todo y todos. Yo tampoco veo tele, ni leo noticias. La vida en ocasiones es lo suficientemente triste como para aderezarla con más agonía de forma voluntaria. Besitos corazón

      Le gusta a 1 persona

  2. Ayer llevé a mi hijo al cine a ver zootrópolis y me dio un astaque de risa cuando llegaron a un organismo público, y los funcionarios que les atendían eran… ¡¡Perezosos!!

    ¿Lo viste?

    Y ya no es que a veces te encuentres a gente del otro lado que no le apetece hacer su trabajo, es que la burocracia en este país es taaaaaaaan farragosa, que aunque fueran colibríes, ibamos a tardar en hacer las cosas, porque cambian las leyes, porque se solicita documentación por y para todo, y en ocasiones por triplicado, de lo que no tiene la culpa el funmcionario, y porque lo ponen todo muy difícil.

    Por poner un ejemplo, en este país no se crean más empresas porque es tan dificil y farragoso hacerlo, que creo que la gente no aguanta con paciencia todos los millones de trámites que se le vienen encima, y el tiempo que se tarda…. Y todo eso se nos complica a nosotros, y a los que estáis detrás, y nos pone a todos más quemaos que la moto un jippi.

    Pues eso jajajajajajaja Que ale, que me he quedao a gusto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy bien, me alegro, para eso es este sitio, para que os quedéis a gusto. Eso me dice un compañero. Que es mucho más difícil aquí que en cualquier otro país. Y Io peor es lo que dices. Los cambios de ley muchas veces no se nos comunican, y si no estás pendiente en el BOE tú mismo, algunos ciudadanos saben más que tú y en ocasiones el primero te saca los colores… Pero bueno, los jefes tienen otros grupos de WhatsApp, digo menesteres, a los que prestar atención. Y yo también me reí mucho en el trailer. Cuando vi la película era la tercera vez y ya me hacía menos gracia, pero la película está muy bien. Besitos corazón

      Me gusta

    2. El tiempo medio de creación de una empresa en España desde que metes el papeleo de marras en la ventanilla hasta que le das la vuelta al cartelito de “abierto ” de la puerta de tu negocio, es de unos 58 días. En los países centro europeos es de (aproximadamente) 8 días.

      Esto es debido, básicamente a dos motivos:

      1.- Nuestro ordenamiento jurídico hipergarantista, que luego, visto lo que cuesta pleitear en España, no sirve para nada. Es decir, no es garantista puesto que si hay un problema, el solicitante (futuro empresario) prefiere no complicarse la vida y arrear como pueda. Aparte de esto, los plazos han de cumplirse pese a que existe la figura del “impulso administrativo “. Vamos…una pena.

      2.- La porquería de constitución que padecemos que consagró la existencia de 17 Comunidades lo que hace que, no sólo para abrir una empresa sino para otras cosas, tengas que padecer la duplicidad (y a veces la “triplicidad”) de trámites administrativos y, por tanto, apoquinar con tasas estatales, autonómicas y municipales. Eso sí, así aseguras el latisueldo de lo que se conoce como “personal eventual ” y otros cargos de confianza que se levantan 90mil al año por tocarse los cojones (con perdón). El ciudadano, en lugar de quejarse donde debe y de la manera que debe, simplemente pasa, culpando de sus problemas a otros, ya que claro…nosotros los españoles, como individuos, nunca tenemos la culpa de nada; somos cojonudos (el cojonudismo español, que decía Unamuno).

      Por ultimo podría añadirse, que muchas dificultades son impuestas a propósito por algunos funcionarios psicópatas, clásicos discapacitados sociales que son unos pintamonas en su casa y se dedican, para compensar, a tocarle las narices al ciudadano.

      Ufff…yo también me he quedado descansado.

      Saludos.

      Le gusta a 2 personas

  3. Como me gusta la palabra “empatía”!!! Tenía que ser de obligado cumplimiento para toda persona que se encuentra en un mostrador , de la administración o de cualquier otro sitio, atiendo a personas que están al otro lado. Lo que ganaríamos todos, madre!

    Dos acepciones muy similares
    1. Sentimiento de identificación con algo o alguien.
    2. Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos.

    Por cierto Oscar! ayer ya me llegó tu libro a casa. Me pondré a ello el fin de semana, ya te contaré. Le tengo ganas! Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias Jesús, de corazón. Por el libro, por tus comentarios, por estar siempre ahí. Espero que te guste! La verdad es que siempre que atendí lo hice pensando en cómo me gustaría ser atendido. Quizá por eso la gente me tenía más aprecio que a otros. Un abrazo

      Me gusta

    2. Capacidad de identificarse..es la frase muy acertada. Es imprescindible no solamente para los tramites burocráticos, sino para toda la vida nuestra. La escaces de esa capacidad se nota mucho en nuestra sociedad. Oscar , como siempre, nos habla de las cosas más aburridas con la elegancia y poesía.

      Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias. Es complicado perder la mañana en trámites cuando tenemos el tiempo justo, pero lo que muchos no entendían era que yo no ponía las leyes, solo se las transmitía a los que la desconocían… Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo contigo, compañero. Es cierto que muchas cosas podrían simplificarse. Por eso intentaba hacerlo con la gente que se lo merecía (reconozco que había algunos a los que nunca les facilité nada las cosas porque eran el típico ejemplo negativo de persona). Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  4. A mí la burocracia siempre me recuerda un poco a aquella película de Asterix. Y ojo, que la culpa no la tienen los trabajadores de allí. Es una putada tener que ponerse a dar vueltas de ventanilla en ventanilla para cualquier trámite.

    Un abrazo y buena entrada. Feliz fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

  5. A todos nos ha pasado alguna vez y en cualquier trámite administrativo que hayamos hecho, pero creo que la conclusión no es tachar de tonto al empleado de turno, simplemente pienso, así lo creo, que simple y llanamente está cumpliendo con su obligación. Buen día.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo sé, de hecho en muchas ocasiones se piden cosas que no vienen a cuento, o que están en otra administración, pero la falta de comunicación electrónica impide que se haga todo en tiempo razonable. Aún así para la documentación no suele haber nada de más, y en algunas ocasiones yo diría que insuficiente tal y como está el mundo. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  6. jjjjj (me está entrando la risa floja). Bufff! Justo leo este post cuando estoy cubriendo la solicitud de admisión para el nuevo cole 😥 😥 😥 Ayyyy! Mira que le dan mil vueltas para entregar un papelito de ná!
    Estoy procurando llevar todo lo necesario para no tener que volver otra vez (que en esta situación es un incordio). Pero ya estoy viendo que tendré que volver por ahí con algún justificante o algo… ¿apostamos? 😉

    Le gusta a 1 persona

      1. abuffff! Tardé más con la lista de coles que con otra cosa… pero bueno, yo creo que está todo listo! A ver mañana!
        (y no te creas! Por más que lleve todo listo, casi siempre me piden algo que, curiosamente, no está detallado del todo en la solicitud! 😦

        Le gusta a 1 persona

    1. Desde luego que sí. Pero si muchos papeles no hicieran falta tendrían que ser rellenados por los ciudadanos con sus datos. Y no es que dude de ellos, pero me han intentado engañar tantas veces que no tendrían ninguna credibilidad… Aún así admito que se piden muchas cosas innecesarias en multitud de ocasiones. Pero los que ponen las leyes piensan más en cómo saltárselas que en su utilidad… Besitos

      Le gusta a 1 persona

  7. Pero bueno… lo que piense la gente impaciente, poco previsora, mal informada que se da paseos puede molestar por su poca educación y peor trato a la hora de gestiones de cualquier índole pero… mala persona? Pero Óscar!!! claro la gente no te tiene que conocer como tu familia, amistades, compañeros o una humilde servidora del mundo bloguero pero mala persona NUNCA!!! BESOS Y FELIZ FIN DE SEMANA.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias cariño, pero los funcionarios tememos fama (reconozco que en algunos casos ganada a pulso) de ser malos, de ser vagos y de no facilitar las cosas. Es cierto que yo no entro en este saco, pero muchos otros hacen que mi forma de ser y actuar quede en segundo plano con su actitud. A pesar de todo, siempre hice lo que pude por ayudar al prójimo. Besitos

      Le gusta a 1 persona

  8. Estoy segura que no pones nunca a nadie mala cara. Con lo rico que tú eres! Lo que ocurre es que todos vamos a la nuestra y no empatizamos con la persona que tenemos enfrente No vaya a ser que nos salga un sarpullido.
    Ah, hoy la entrada en mi blog va dedicada a ti!
    Besetes de viernes, corazón.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias corazón. Por la dedicatoria, por tus palabras, por tu cariño, por todo. Eres especialmente auténtica y formidable. Siempre intenté no ponerle mala cara a nadie. Pero en algunas ocasiones no lo conseguí seguramente… Voy a echarle un ojo si el sueño no me lo impide. Me duermo… Besitos

      Le gusta a 1 persona

  9. Ya sabes lo poco que me gustan los trámites con la Administración… Y creo que de los dos casos hay: gente intolerante y egoísta que va a sursir al funcionario de turno, y funcionario de turno incompetente y pasota que enturbia a la gente de buena voluntad 😉 ¡Besos!

    Le gusta a 1 persona

  10. ¡¡Pero cuánta gente hay aqui!!! con razón María nos ha recomendado que vengamos hasta aquí para conocerte y como es el primer día y no quiero ser guerrerona solo te diré que a m, lo que me me fastidia mucho pero que mucho mucho, es cuando llamas por teléfono para informarte de algún trámite y cuando cuelgas te das cuenta de que han pasado tres horas y media, has hablado con siete operadoras que te ordenan marcar distintos numeritos, tras los cuales suenan distintas melodías a cual mas horteras y chirriscantes y al final cuando por fin consigues hablar con una persona de carne y hueso ( o eso creo) se corta la llamada…..es verídico…
    Que tengas un bonito dia, nos vemossss!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Leha! Eso pasa también en las operadoras telefónicas. En problema de lo que dices es que los servicios telefónicos están llevados por empresas externas, por incompetentes, o una mezcla de ambas. Puedes ser todo lo guerrerona que desees! 😉 En mi caso cuando llamaban a mi oficina para trámites de extranjería, si no había gente les atendía por teléfono (lo normal era dar cita e informar en persona), e incluso a veces informaba de cosas que no eran mías pero que sabía… Supongo que también depende de con quien des y de las ganas que tenga de trabajar. Gracias por seguirme, leerme y comentar. Besitos

      Me gusta

  11. A mí me molesta mucho cuando voy a alguna administración pública o alguna entidad privada y “pierdo”, como bien dices, toda la mañana, en ocasiones, sin terminar de realizar cualquier cambio. Sin embargo, en ocasiones, la amabilidad de la persona que me atiende me deja con una sonrisa todo el día. Tanto en el caso del cliente, como en el del profesional, pagan justos por pecadores. El cliente, no está de más que conozca la actualidad de las leyes y todo lo que tiene que tramitar. El trabajador, por otra parte, debe realizar bien su trabajo y nunca olvidar que está de cara al público.

    Es algo que aprendí cuando trabajaba en un restaurante de comida rápida. Aunque no es cierto que el cliente tiene la razón, habrá que poner una sonrisa.

    Este rollo viene a decirte que estoy completamente de acuerdo contigo. Y que la empatía por cualquier parte es obligatoria.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que no tiene comparación perder la mañana y pasar un rato agradable con alguien que ha hecho todo lo posible por resolver tu problema, que con alguien borde e igual de ineficiente. La sonrisa hace mucho. Trabajar de cara al público no está al alcance de todo el mundo, lo reconozco. La empatía debería ser una asignatura práctica en el cole, ya que en casa muchos padres no saben enseñarla… Muchas gracias por tu comentario! Un abrazo

      Le gusta a 2 personas

  12. Es q al funcionariado en general se le tiene un poco de tirria, Óscar. Dicen q no hacemos nada, que si vacaciones… Bla, Bla…pero ahi estaban las carreras ¿porque no las estudiaron ellos también?. Por eso cuando algo no les sale bien, lo fácil es cabrearse y decir q si los funcionarios patatín y patatán…

    Empatía, si… De eso falta mucho y es porque andamos sin amor alguno, sin ponernos en la piel del otro. Parece q en este mundo triunfa más hacerse duro y frío ante todo, que la amabilidad.

    Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues aquí estamos nosotros para demostrar que no es así Mukali! Seguro que tú eres un amor de persona también! Eso que dices es totalmente cierto. Salen oposiciones todos los años, ¿por qué no se presentan? Es que ganar mil euros, o estar cada año en un sitio, o aguantar a niños y padres no es lo que quieren. Pero un trabajo para toda la vida sí que es guay. La gente solo valora lo que le interesa, menospreciando las cosas que no le importan. Besitos corazón

      Le gusta a 1 persona

      1. Efectivamente, solo ven la parte buena, quejarse solo cogiendo los argumentos favorables. Todo tiene sus pros y sus contras… Igual q eso q explicas ¿ qué sentido tiene hacerlos volver si verdaderamente no fuera necesario, a veces las leyes nos las ponen para complicarnos más y nosotros no tenemos la culpa.
        Besos para ti también.
        Oye quiero bajarme tu libro 99 instantes y leerlo que he visto que las críticas son muy buenas. 😉

        Le gusta a 1 persona

        1. Eso es que la gente no lo entiende, que nosotros no ponemos las normas… Si? Te lo agradezco. La gente está contenta, les está gustando, y yo estoy más feliz aún, no te imaginas. Si lo haces espero que lo disfrutes mucho! Besitos corazón

          Me gusta

  13. Lo siento, pero si hay algo que odio, es cuando tengo que hacer algún trámite administrativo.
    Nunca, lo haces en un día, siempre hay que vover.
    Es superior a mí.
    Y ya ne desborda cuando tras el mostrador, hay alguien que te habla….. sin ni siquiera dirigirte la mirada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, mar bel, eso es porque no diste nunca conmigo! 😉 La verdad es que sí, algunas cosas son demasiado complicadas de hacer y podrían simplificarse. Y lo de que quien te habla no te mira a la cara a mí también me colma de los nervios. Al final yo también soy un sufrido ciudadano fuera de mi oficina de renovación de carnés… Trátmite que por otro lado podrás presumir de hacer a la primera la próxima vez que lo tengas, jejeje. Besitos

      Le gusta a 1 persona

  14. Aquí no cuela eso de “en la otra oficina..”. Esto es pequeño, solo hay una jaja. Yo soy super planificadora, antes de hacer cualquier tramite, miro en internet y llamo para preguntar TODO lo que voy a necesitar, no quiero dejarme nada. Y hasta el día de hoy no hemos tenido nunca que dar mil vueltas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja ja. Bueno, allí igual os vale la excusa de hoy, la de “antes no pedíais tanto”, je je je. Haces bien mirando y preguntando. Lo de llamar a veces no funciona tan bien como debiera porque no todos cogen el teléfono… En fin… Besitos

      Le gusta a 1 persona

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s