Nanorrelato – Justicia

Cuando mi amigo policía me digo que caería sobre mí todo el peso de la ley, no imaginaba que me lanzaría una estantería llena de libros de derecho penal.

Anuncios