Nanorreflexión del pasado

Si pudiera decirle algo a mi yo del pasado, le pediría que tuviera más cuidado cuando va con la bici pasando a escasos milímetros de las personas, y que le hablara con más respeto a sus padres, porque saben más de lo que él cree.

Tenéis razón: le diría los siguientes 30 gordos del sorteo de Navidad.