Maxiagradecimiento

Porque sí. Porque las gracias se dan a lo grande. Gracias a las más de 50 personas que llenaron el salón de actos de la Embajada el pasado día 24. 35 millones de gracias a esas 35 personas que se llevaron un libro (7 de ellas se llevaron además otra publicación anterior), haciéndome la persona más feliz del mundo. Gracias por hacerme disfrutar de una tarde increíble.