Nanorrelato – El vigilante

La observó día y noche durante cinco años; desde que salía de su casa, hasta que volvía a ella. Le resultó muy sencillo conocerla por accidente y saber cómo hacerla feliz cada día.

Anuncios