Nanorreflexión idiomática

Creo que el culmen lingüístico se produce el día que vas a cenar a un restaurante Mexicano y te atiende un turco que habla en alemán.

Anuncios