¿Necesitas un abrazo?

Abrazo 2Hace unas semanas se celebró el día del abrazo en el colegio de mi hijo. Teniendo en cuenta que han celebrado el Carnaval cinco días después que el resto de colegios de España, no sé si sería el día adecuado o si era una invención para fomentar el cariño. De todas formas, a mí me pareció una idea estupenda. En la puerta había un cartel que decía “¿Necesitas un abrazo? Pasa, nosotros te damos uno“. Me quedé pasmado con el mensaje. Es un colegio, son profesores, además de niños pequeños… ¿necesitas? Es como poner “¿Estás falto de cariño en casa?” Mal. Un ‘quieres’ o un ‘te apetece’ creo que habría sido mucho más acertado. El mensaje sería el mismo y no te miraría nadie como “el chico al que nadie quiere“. Aún así me parecía una iniciativa fabulosa.

El caso es que lo vi mientras esperábamos a los niños a la salida, y cuando lo leí se lo dije a los padres que tenía alrededor. “¡Hoy aquí se dan abrazos gratis y yo voy y me lo pierdo, lo llego a saber y cojo el día en el trabajo!”. Los que me seguís sabéis que soy de dar abrazos y cariño, lo he dicho en esta entrada, también lo he dicho en esta otra… Posiblemente si me hubierais escuchado decirlo vosotros, alguno me habría dado uno. Sin embargo la gente del colegio me miraba entre sorprendida y expectante. Pusieron cara de situarse a la defensiva, porque no sabían si de repente les iba a asaltar con un achuchón de la muerte así, sin anestesia. Y claro, no todo el mundo está preparado para recibir (y mucho menos dar) un abrazo si no ha realizado un ritual de preparación previamente. Creo que me miraban las manos y veían en ellas un alambre de espinas, por eso estaban tan reticentes. Un abrazo así pincha, y no es el mismo pinchar que el de una barba de tres días, no. Es más un pinchar del tipo colchón de Faquir.

De hecho en varias ocasiones me dijeron temerosos “Nos estás mirando como con ganas de darnos un abrazo“, y sentí el miedo en sus miradas además de en sus palabras. Yo sonreía pero en el fondo me daba un poco de lástima. Y me la daba porque parecía que en vez de un abrazo quería dar un puñetazo, porque tenía la sensación de que nadie quería abrazos porque todo el mundo estaba sobrado de cariño. Y ser humano de la clase media, que jamás se colma de nada que sea bueno (véase dinero, sexo, salud), dudo que esté con sobredosis de cariño. Al mismo tiempo que me daba pena me preguntaba por qué. Por qué nadie quería darse un abrazo en público con alguien a quien ve regularmente (que no es un desconocido, vaya) desde hace varios años. ¿Vergüenza de que le vean los demás padres? ¿Miedo a que los demás piensen que nos estamos toqueteando? ¿Temor a que le guste y quiera recibir más? Desde ese día entiendo mucho mejor que los adultos no vayan dando abrazos a destajo como contaba aquí que hacía mi hija. Si no lo hacen con los de su alrededor y con los que conocen desde hace tiempo, obviamente no lo harán con otros más alejados de su entorno. Pero tengo claro algo, ellos perdieron más que yo. Perdieron la oportunidad de recibir un chute de energía positiva, de recibir algo que seguramente hacía tiempo que no recibían, de experimentar una sensación que sólo te da el calor de unos brazos rodeando tu cuerpo desinteresadamente. Cuando salió mi hijo de clase, compartí todo eso con él con un abrazo de los míos. Lo bueno fue que no necesité hacerlo con nadie más. Y lo mejor, que fui correspondido de forma totalmente sincera.

¿Recuerdas que participo en los Premios 20 Blogs? ¿Me has votado ya? ¿Se lo has dicho a tus amigos? ¿Y a qué esperas para responder “Sí” a todas las preguntas? Pincha aquí, sigue el tutorial y en menos de 3 minutos está todo listo.

Anuncios

102 comentarios en “¿Necesitas un abrazo?

  1. Pero como que el Día del Abrazo? Hay que señalar un di para eso? Pues estamoseor de lo que creía…porque los niños empezaran a creer que lo abrazos son extraordinarios, vamos como para darles un homenaje. Besos, abrazos, sonrisas cómplices,,,eso es cotidiano (menos mal).

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso debería ser lo cotidiano, pero (aquí al menos) desgraciadamente no es así. Cuesta que alguien te sonría, como para que te dé un abrazo o un beso (¡contacto con los labios!)… Al menos los míos de momento lo ven tan normal que la pequeña le regala uno a todo el que conoce y el mayor disfruta recibiéndolos (darlos yo creo que le da más vergüenza, así que no le obligo). Un abrazo cómplice, protector, y cálido

      Le gusta a 1 persona

  2. Pero como que el Día del Abrazo? Hay que señalar un dia para eso?Pues estamoseor de lo que creía…porque los niños empezaran a creer que lo abrazos son extraordinarios, vamos como para darles un homenaje. Besos, abrazos, sonrisas cómplices,,,eso es cotidiano (menos mal).

    Le gusta a 1 persona

  3. Pues peor, ellos se lo pierden Óscar. Es una pena, hay mucha desconfianza en nuestro mundo y orgullo, se le pone trabas al cariño porque mucha gente piensa en que lo desinteresado ya no existe, q todo tiene una intención.
    Con lo que recompone, constituye y alegra un abrazo! Es gratis y no pincha!.

    Pd. Estoy de acuerdo en eso q escribes a cerca del cartel… No es lo mismo necesitas un abrazo que quieres un abrazo… Solo poner necesitas ya lo estamos convirtiendo en algo exclusivo para momentos chungos y el abrazo va mucho más allá.

    Abrazo enorme.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por ver lo que muchos no ven. Hace poco tuve la oportunidad de disfrutar de eso que dices con un abrazo desinteresado y sincero, y es una sensación como se recargar energía. Seguro que eres una persona de las que da gusto abrazar. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  4. Estamos dejando en desuso muchos de los valores y costumbres quizá por las nuevas modas que consideran anticuado mucho de lo de antes.
    Bienvenido el abrazo y desde aquí te mando uno.

    Que tengas un feliz día

    Le gusta a 1 persona

  5. Bueno, ya sabes que soy aquella que huyó de uno que daba abrazos gratis y te daré mi punto de vista como “huidora profesional” jjjj.
    A mí me gustan los abrazos, cómo no. El abrazo que más me gusta recibir es el de mi hijo. Pero claro, que una persona a la que no conozco o que conozco de vista se ofrezca a abrazarme lo veo bastante intimidante. Llámame rara, pero el contacto físico con desconocidos no me atrae mucho.
    A mí me gusta compartir mis abrazos con mis seres queridos más que otra cosa jjj.

    De todo hay en la viña del señor 😉

    Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo cual no es malo, pero a mí personalmente me da un poco de pena que el abrazo llegue a ser algo intimidante (por eso del contacto físico excesivo). Si la sociedad fuera de distinta forma, estoy convencido de que nuestra actitud en general sería diferente. Al menos tu círculo de confianza la disfruta, y eso ya es mucho. Pero con varios padres de esos he compartido largas conversaciones en distintos cumpleaños de los niños en estos tres años… Quizá yo como confianza pronto con la gente (así me va luego), y tendría que ser un poco más como tú. 🙂 Besitos corazón

      Me gusta

      1. De acuerdo con lo que dices. En parte puede que sea porque ya me han dado varios palos en esta vida y mi confianza cuesta ganársela, la verdad. Una pena porque sé que me puedo perder cosas por el camino, pero lo prefiero a que me hagan daño.

        Besos! y ya de paso, vengaaaaa, un abrazo (pero flojito, eeeeh!) ;P

        Le gusta a 1 persona

    1. Esa es la diferencia, se necesitan en momentos puntuales, pero se quieren siempre. Entiendo que no de cualquiera, pero sí de quién crees que puede darte ese calor y esa seguridad de la que hablas. Un abrazo fuerte

      Le gusta a 1 persona

  6. Bufff! A mi me encanta dar abrazos! Tanto que me llamaban “la teletubbie” jajajaja
    A ver, que tampoco abrazo a diestro y siniestro, pero sí al Nano, al don esposín, a mi familia, mis alumnos… me encanta!
    Recuerdo cuando me mudé aquí mi madre me decía que lo que más iba a echar de menos eran mis abrazos que hacían sentir bien jajaja
    Y a mi me gusta ver como el Nano “heredó” eso de mi: también le gusta abrazar.
    Venga! Un aaabraaaazoooooo! 😉

    Le gusta a 1 persona

  7. necesitar un abrazo no necesariamente significa que estés falto de cariño. Uno puede estar bien hidratado y en un momento dado tener sed 🙂 Como ya hemos comentado en otra ocasión, los abrazos son terapéuticos. Tengo mi propia teoría acerca del motivo por el cual las personas nos resistimos a dar y recibir abrazos. Buenos días Óscar. Feliz día

    Le gusta a 1 persona

    1. Y es que habiendo respeto por el abrazado no hay que tener ningún complejo… El problema es que hay mucha gente que además de vergonzosa piensa que usarán el contacto para otra cosa (satisfacción personal, quizá). Y es un problema difícil de resolver. Muy buena entrada la tuya

      Le gusta a 1 persona

    1. Son totalmente adictivos, doy buena fe de ello. De hecho con mis pequeños, que son los que mejor lo toleran, cuando hago pop ya no hay stop. 😉 Qué bien sientan los abrazos y besos desinhibidos… Otro montón para ti!

      Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja ja. Es que esos son los mejores. A mí también me gustan los de ese tipo. Yo me comprometo a darte uno si recibo otro a cambio… Aquí no hay nada gratis, ja ja ja ja. ¡Vivan! Sobre todo los que se dan con el corazón más que con los brazos. Besitos

      Le gusta a 1 persona

  8. La gente no se habla, la gente no se mira, mucho menos estará dispuesta a abrazarse. Y como tú bien dices podría interpretarse de otra forma. Entiendo que el abrazo debe ser algo espontáneo y no impuesto aunque en estos tiempos cada día sea propio de celebrar algo. Buen día.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes razón. En el tren la gente esquiva las miradas con el resto de la gente, es un poco aislante la situación… Ayer una chica cruzó su mirada con la mía y me sonrió. Yo le devolví la sonrisa y fueron los mejores cinco segundos del día hasta entonces… Más personas como ella hacen falta… Besitos

      Me gusta

      1. Y viene al pelo también lo que me ocurrió hace unos días. Al entrar en un local, abrí la puerta y le cedí la entrada a una señora mayor diciéndole…”pase”, me miró algo extrañaba como si viera a un extraterrestre. Y me pregunto..¿ es esto tan extraño? No debiera, pero es, por desgracia. Con tanta incomunicación no llegaremos a ningún lado. Buenas noches.

        Le gusta a 1 persona

        1. Bueno, abrir la puerta, ceder el paso, decir gracias y pedir las cosas por favor son actos tan poco comunes que la gente mira raro a quien lo hace. Y debería ser al contrario. Besitos

          Me gusta

  9. Si hay algo que extrañe MUCHO estando lejos de mi país, fueron los abrazos -en calidad y cantidad-. Y te invito al sur de América para que te llenes de abrazos donde quieras y a toda hora. Es la mejor energía diaria; recomendado por los mejores médicos del mundo 😛
    Va mi Abrazo Infinito, lleno de luz y buena vibra 🙂

    Le gusta a 1 persona

  10. Yo te lo habría dado sin problemas. A mi también me gusta dar abrazos, aunque no voy por ahí regalando abrazos a diestro y siniestro. Los reservo para amigos y familiares. El abrazo es la demostración de cariño mayor que hay. Si te despides de un ser querido con la mano, puedes contener las lágrimas, pero si lo haces con un abrazo, la llantina está asegurada.

    Le gusta a 1 persona

  11. Creo, Oscar, que has puesto palabras a lo que pienso. Me gusta dar abrazos y me gusta recibirlos. Creo que es lo más bonito del mundo. Y quien me conoce sabe que mis abrazos son tan sinceros, como famosos 😉 😉
    Mil abrazos de esos, de los míos.

    Le gusta a 1 persona

  12. Uyyy abrazos, a mí me encantan y yo los tengo tipificados y todo jajjajjajj…está el abrazo estrujador, el abrazo desantracador …….pero yo me quedo con el abrazo de oso…ese es mi preferido y si,me gusta darlos pero mucho más recibirlos, pena que no esté de moda y para dar un abrazo tiene que suceder algo especial, sino con los dos “besos al aire” lo apañamos todo :(….te dejo un abrazo plumífero…verás que genial!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Leha. Es bueno que tengas esa clasificación para saber cuál dar el cada situación. Te mando un abrazo de oso. Los besos al aire son lo peor, yo me suelo quedar sin ellos porque los doy en la cara de verdad, y no hago el paripé… Besitos

      Me gusta

  13. Yo soy muy de dar abrazos, me encanta, esa sensación de cariño, de protección… mi marido me llama la chica de los abrazos, pero hay que cuidar a quien de lo das, el contacto físico a muchas personas les resulta incómodo, así que, ante la duda, yo me quedo con mi gente cercana que me los da muy agusto!

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo contigo, estoy viendo que a muchos el contacto físico de gente extraña la va poco. Yo de todas formas lo he ido viendo a menudo, así que no me sorprende. De todas formas puedes meterme en el grupo de abrazables! Besitos

      Me gusta

  14. Todos necesitamos abrazos aunque no estemos necesitados de cariño. Que una cosa no tiene que ver con la otra. El contacto físico es curativo, terapéutico. Allá la gente tonta que paga un montón por un masaje, que aunque son riquísimos, lo pueden resolver con un buen y suculento abrazo. Abrazos para ti, muchos y tiernos abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues mira, no había pensado yo lo de probar la abrazos como terapia. Lo voy a mirar… De momento te mando un millón de abrazos curativos, sinceros y reconfortantes. Besitos

      Me gusta

  15. Hola Oscar!!
    Cuanto aportan los abrazos!! La cuestión es que no siempre parece que estamos dispuestos a recibirlos, y depende de quién provengan. Muchas personas “viajan con coraza”, y les protege de estímulos negativos, pero también de los positivos, como puede ser un abrazo. Yo te habría aceptado uno!! Y dos!! 😉 Qué buena iniciativa, aunque como dices, con un mensaje mejorable, y qué sano es inculcar afecto a nuestros hijos, un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

  16. Yo tampoco soy muy dada a dar abrazos al tuntún, depende de como estén mis monstruos ese día.
    Pero joder, si hay un cartel que lo pone y es el día del abrazo pues se da un abrazo. Que tampoco era el día del puñetazo en el ojo.
    Lo mismo ese día olías a cebolla podrida y no lo sabías, y claro, tu hijo tampoco te lo iba a decir, eres su padre.

    Nah, el problema es que darse cariño “está mal, pero que muy muy mal”, supongo que por eso en el colegio hicieron ese día. Para que los pequeños vean que se puede hacer y se conviertan en adultos a los que no les dé miedo que un conocido les dé un… ABRAZO.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja ja. Me parto! Quizá fuera lo de la cebolla, no te digo yo que no! Pero lo que dices tú. Ya que invitan con el cartel, no hace daño y es gratis… Tampoco había nada de malo… Espero que estos pequeños cuando sean mayores no se parezcan a sus padres en eso. Besitos corazón

      Le gusta a 1 persona

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s