Nanorrelato – La ruleta rusa

Cogió la pistola, miró uno a uno, lentamente, a todos sus contrincantes y se apuntó a la sien. Cerró los ojos con fuerza y, temeroso, apretó el gatillo. Entonces, lo entendió todo.

Anuncios