Regalo de Reyes

wp-1483720790275.pngAunque llegaron un día por adelantado, estos Reyes han sido los que más ha disfrutado mi pequeño. Y no porque haya tenido más regalos que otros años, sino porque este año le han traído una tablet. Y es SU tablet. Él puede decidir qué poner o quitar de ella y quién y cuándo la usa (más o menos). Es posible que fuera el único niño de su clase que no tenía, así que la ilusión ha sido enorme. Y lo mejor es que fue un regalo por parte de muchos reyes, así que con esta entrada rompo el mito de que los reyes magos son tres. Son cerca de 200.

wp-1483713678204.pngOs dejo una instantánea del disfrute de la ymisma, y aunque no lo veáis, la cara de ilusión con la sonrisa de oreja a oreja es lo que más luz le da a la foto.

Hoy la tablet comparte un sitio con el resto de cosas que ha tenido de los Reyes Magos ‘tradicionales’.

Feliz fin de semana de Reyes.

Regalo de Reyes

Ya sabía yo que me había portado bien este año (sólo llevamos 5 días, es difícil hacerlo mal en tan poco tiempo, aunque si los que salen trajeados en los telediarios de la sobremesa son capaces de hacerlo…). Los Reyes Magos se han portado muy bien conmigo. No me han traído lo que les pedí, sino algo mucho mejor: una reseña de mi libro en un medio digital, a cargo de un gran periodista y escritor (no en vano ha publicado varios libros y lleva adelante un estupendo blog). Aquí os la dejo:

69 historias tras tu DNI

Pero no contentos con eso, quizá debido a la difusión del regalo anterior, ¡me han comprado un libro!

Gracias por el regalo, Reyes Magos. Ya queda menos para llegar a ser un líder de ventas (para los que vivan de anglicismos, un best-seller). Y gracias al comprador, que seguramente lo conozca. Ya hay 16 descargas y 2 ventas. Lo peor de la página donde está el libro es no poder saber quién compra los libros. Lo mejor, que las cifras de ventas sólo pueden subir.

Este puede ser un buen año, ¿por qué no? De todas formas, pensar lo contrario no lleva a ningún sitio, tan sólo ayuda a sonreír menos. Y a mí me gusta sonreír. Y que los demás sonrían. Es una de las pocas cosas gratis y beneficiosas que nos quedan, debemos aprovecharlo mientras podamos.

¿Y tú? ¿Qué le habías pedido a los Reyes? ¿Te lo han traído?


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.