Lavado de cara

Hace años tuve un compañero que me decía frecuentemente que lo poco gusta y lo mucho cansa. A mí el fondo marrón del blog ya me había cansado. Y el hecho de no contar con un menú, una organización por categorías, la oportunidad de compartir las entradas por las redes sociales con un simple clic… Así que me he decidido y me he pasado a WordPress. Han sido varias semanas de configurar las entradas en el nuevo sitio y de publicar a la vez, pero por fin he finalizado.

Para los que entráis en el blog con la dirección antigua, el cambio será transparente (o eso espero). Cualquier dirección a la que intentéis acceder del antiguo Blogger os redigirá al nuevo WordPress. De hecho, esta entrada ya no está en el viejo sitio. Todas las visitas que hagáis será sobre el nuevo lugar. Espero que con los cambios resulte más cómodo de leer, más agradable a la vista, más intuitivo para manejarse por él y, sobre todo, que os apetezca compartirlo igual o más que antes. Es un cambio que afronto con ilusión, desando que sea para bien tanto para vosotros como para mí. Espero que cualquier duda o problema que tengáis con él me lo comentéis para solucionarlo.

Ahora el blog cuenta con varias categorías, con lo que podréis leer todas las entradas relacionadas con un mismo tema, y una página de contacto, que podéis utilizar para preguntarme lo que queráis. También cuenta con secciones para suscribirse y recibir las entradas nuevas por correo, buscar en el blog, acceder a las entradas de un mes concreto con el archivo de entradas, seguirme en Facebook y Twitter, entre otras opciones.

Os dejo que sigáis descubriendo las novedades del nuevo aspecto del blog. ¿Os gusta el cambio? ¿Qué os parece? ¿Se hace más llevadero que el anterior?


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.