Nueva documentación

Hace unos días se puso en funcionamiento el nuevo DNI, al que la Administración llama DNI 3.0, así como el nuevo pasaporte 3.0. La documentación está adquiriendo tintes de software informático, y de seguir así nos encontraremos con que un día habrá que acceder a la página web de la policía a descargarse la actualización (lo que en Windows son los SP) para corregir fallos. Veo bien los progresos, pero el DNI es el DNI, sin versiones. Eso es para los programas de los ordenadores. Cuando de un programa sacan una versión nueva, a la anterior (o anteriores) dejan de darle valor, la consideran obsoleta y poco menos que algo inútil. Si se establece tal similitud temo a la Administración, capaz de no dejarme entrar en las discotecas, votar, viajar o firmar una hipoteca o un contrato por tener el DNI 1.0 (que imagino que será el naranja/rosa)…

Supongo que han convertido el DNI en algo más comercial para ver si la gente lo utiliza más que el DNI electrónico (¿sería este el 2.0?), que – subjetivamente – ha supuesto un fiasco para la Administración, ya que de las casi 40 millones de tarjetas fabricadas, estoy seguro de que no se han llegado a utilizar para trámites por Internet ni un 5%. Y ese es un bagaje bastante pobre.

Sobre las novedades del mismo, personalmente la que más me gusta es que (siempre teóricamente) vamos a agilizar el paso en los aeropuertos. Lo de la conectividad NFC con el móvil creo que la gente la verá con algo de resquemor, inseguridad y casi probablemente el mismo 5% será el que realmente lo utilice por falta de confianza.

De momento sólo está disponible en Lleida, así que los frikis por tener lo último (los hay que quieren ser los primeros en tener el último modelo de todo, hasta de carné, aunque se lo acaben de hacer) tendrán que ir allí (si es que ahora se puede hacer una renovación sin estar en período de caducidad, como ocurría con el paso al electrónico). El resto tendrá que esperar. Lo que no me entra en la cabeza es por qué el primero, a Mireia Belmonte, lo hizo un policía, cuando se supone que es un trabajo de auxiliares administrativos del Estado. Ah, claro, para la foto de los periódicos.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.