Yo para ser feliz quiero un camión

Camiones

Quiero comenzar reconociendo que este colectivo no es como el de los abogados o los comerciales. Quizás porque jugarse la vida cada día en la carretera les hace ser de otra manera, pero a diferencia de los otros dos gremios, los primeros, en su mayoría, se dedica a hacer su trabajo sin intentar hundir de cualquier forma al prójimo. El problema es que los pocos que van a su rollo pueden causar catástrofes mayores que las de los otros dos grupos juntos.

¿Seguro que te da tiempo?Ayer, volviendo a casa, entré en una rotonda que da entrada a un polígono. Es muy transitada por camiones, así que yo me lo suelo tomar con filosofía. Cuando conseguí entrar en ella la realicé tal y como comenté que me recomienda el código de circulación. Cuando me aproximaba a mi salida, puse en marcha mi intermitente derecho para avisar a los que querían entrar justo antes de mi salida y a quiénes venían tras de mí. Al aproximarme a la salida, un señor que conducía un camión enorme me miró, pensó durante un instante (supongo que “me da tiempo, me da tiempo”), y salió a la (escasa) velocidad que puede salir un vehículo de esas dimensiones. Ahí me vi yo, a tres metros del camión, con la preferencia de ir por dentro de la rotonda y pegando un frenazo que entre las ruedas y el claxon podía haber compuesto algún tema musical.

Me gustaría saber qué se le pasó por la cabeza a ese individuo (si es que se le pasó algo), porque obviamente no le daba tiempo a pasar ni aun llevando el camión vacío. ¿Por qué decidió salir si yo estaba al lado? ¿Le daba igual porque en caso de colisión él ganaba seguro? Tendría que volver a hacer algo similar pero con una scooter. Así podría saber lo que sentí yo y quizá con un poco de suerte no lo haría más.

Y vosotros, ¿os habéis encontrado alguna vez con camioneros que piensen que son los amos de la carretera? ¿Ha peligrado vuestra integridad física por culpa de un camión de varios ejes? ¿Os apetecería conducir uno de ellos para sentir que pase lo que pase vais a ganar siempre?


Si no lo has hecho todavía, te invito a dar un paseo por las nuevas secciones del blog: Premios, Publicaciones, Acerca de mí.