Juegos del colegio

PeluqueraEl lenguaje de un niño de cinco años aún no es perfecto. Sabe comunicarse con total normalidad, pero aún hay palabras que se le resisten. Tampoco me extraña, porque si hay adultos a los que no se les entienden muchas cosas, ¿qué no puede ocurrir con un pequeño? Ayer pude dar buena cuenta de ello. Íbamos caminando hacia el centro donde iba a recibir una de sus actividades extraescolares, y al pasar por una peluquería me dijo asombrado:

— Mira papá, una peluquería.
— ¿Has visto que chula?
— Como lo que vamos a jugar en mi cole, a la peluquería.
— ¿Ah, sí? ¡Qué bien! A cortaros el pelo.
— Sí, y a los médicos.
— A los médicos, ¡qué guay!
— Y a los velatorios.

MédicosA los velatorios… Me quedé muerto. ¿Cómo pueden jugar en el colegio a eso? Durante unos segundos guardé silencio pensando en que me lo decía la mar de contento, justo una semana después de haber mantenido una conversación sobre la muerte en la que terminamos llorando los dos:

— ¡¿A los velatorios?! ¿Y qué hacen ahí?
— Son los que tienen muchos botes así —me dice mientras hace una forma curva con la mano.

Mientras hablaba con él iba pensando qué quería decir porque no lo entendía… De repente la inspiración me vino:

— ¡¿Laboratorios?! ¡Velatorios no, laboratorios! ¿A eso jugáis?
— Sí a eso. ¿Qué hacen ahí?
— ¿En los laboratorios? Pues investigan, hay investigadores y descubren cosas. Curas para enfermedades, cosas nuevas que antes no existían…

Me alivié sabiendo que no jugaban a enterrar a nadie, sino a ser científicos. Que habría sido más sencillo que me hubiera dicho eso, científicos. Aunque viendo cómo es esta palabra, a saber qué le habría salido al pobre…

¿A ti qué palabra se te resiste? ¿Hay alguna que particularmente te disguste por compleja y busques sinónimos? ¿Te han pegado los niños alguna vez un susto con sus alteraciones de las palabras?

Anuncios

81 comentarios en “Juegos del colegio

  1. Madre mía que susto te debiste de llevar, menos mal que después averiguaste a que se refería 😉
    A mi no se me resiste ninguna, creo… Pero a mi hermano se le resistía de pequeño frigorífico, tanto es así que terminó diciendo nevera y hoy con 30 años lo sigue diciendo 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja ja. Ya te digo! Yo pensando “¿Pero a qué narices juegan en ese colegio?”. Yo generalmente hablo mal en global, porque hablo rápido y como no estés atento de me entiende regular, ja ja ja ja. Besitos

      Me gusta

  2. Me meo, jeje. Pues a mi de siempre, de siempre me cuesta decir, incluso escribir , estatua. Simpre me sale estauta. Como se reían de mi una vez siendo pequeña, jajajaja.

    Me gusta

  3. Sabes cuál es mi favorita??
    Una frase de la peli Monstruos SA que mi hija decía de una forma muy graciosa.
    Cuando la niña estornudaba en la cama de Sully y el le decía:
    -Bajate de la cama que me la vas a llenar de gérmenes!
    Pues mi hija decia:
    -” que me la vas a llenar de gelemeles”
    Aún a dia de hoy en lugar de decir gérmenes, intencionadamente decimos ” gelemeles!! Jajajajaja

    Le gusta a 2 personas

    1. Jajaja, es una palabra dificil para una peque, la verdad. Supongo que tu madre se quedó blanca… Lo mejor de esta entrada ya me lo veo, son los comentarios con palabras difíciles, jajajaja. Besitos

      Me gusta

  4. Jugando con las silabas todo el día estábamos
    y deshaciendo palabras, los ratitos pasábamos
    “vamos niñas, decidme, que coche elegiremos”
    y al unisono decían,
    “mama, mama, el despacotable queremos”

    Besos infantiles,
    pd. juro no volver a mandarte mas al Spam jajaja

    Le gusta a 1 persona

  5. Jajaja… qué momento! Te quedrías muerto y nunca mejor dicho jijiji…. Esas conversaciones son memorables.
    Aún no he vivido ninguna así con mi pichón (ha empezado a hablar hace poquito). Pero estoy deseando tener una charla de esas.
    Recuerdo palabras que se nos resistían a mis hermanos y a mí cuando éramos pequeños como “llagueta”, “pediórico”, “Mágala”, “murciégalo”… (galleta, periódico, Málaga y murciélago).

    Un abrazo!

    Le gusta a 2 personas

  6. Jo, se me ha publicado el comentario inconcluso. Decía que así saben qué es lo que está pasando. Aunque es verdad que los niños reaccionan con una sabiduría y una madurez asombrosas cuando se enfrentan por narices a la vida.

    Le gusta a 1 persona

  7. Ufff yo manejo palabrejas de esas cada día, ahora no recuerdo…el grupito que tengo es de 3 años y no veas como inventan… Sobretodo conjugaciones verbales imaginarias jajaj son la mar de graciosos y ricos a estas edades.
    Besos.

    Le gusta a 1 persona

  8. A mí me viene a la cabeza, cuando el hijo de los dueños de un restaurante al que íbamos, nos da la lista de nombres y nos dijo que tenía “melotocón”. Entre el niño que era la “repera” y como hablaba, ésto ya fue la “repanocha”. Palabrejas, incluso de adultos.

    Le gusta a 1 persona

  9. Jajaja genial entrada Óscar yo muchas veces me propuse anotar cada cosa en 15 años que tiene mi hija mayor que me han dicho de las que no he podido contener mi risa, lástima no acordarme de todas porque entre los tres el repertorio es amplio pero bueno así que me acuerde

    Mama Sergio no para de abrir los cojones
    Mama hoy en educación física hemos jugado al beisbol con el bater.
    Mama yo quiero que me disfraces en Halloween de la niña del exsurfista.

    No me quiero alargar puse solo 3 pero madre mía el repertorio es tan amplio, besos grandes.

    Le gusta a 1 persona

  10. Ayyyyy que ternura!!! Me imagino tu cara cuando escuchaste velatorio xD el tema de la muerte con los niños es super complicado, yo me acuerdo que cuando me hablaron de eso por primera vez, que fue ultra temprano la idea de que mi mama se muriera me hizo/hace llorar como loca haha es difícil en verdad

    Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja ja. Lo dice casi como mi pequeña. Me parto con ellos. Y con la mala leche que les entra cuando no les entiendes, porque ellos tienen tan claro lo que te están diciendo que la enoja… Besitos

      Me gusta

  11. Siendo niño, paseaba con mi padre y le dije, “espera papa, que se me han soltado los -condones- de las zapatillas”. Se quedo blanco y yo no entendía porque!! Después me lo explico sentados en un banco. Desde entonces compro zapatillas con velcro. Nunca me gustaron los “condones”

    Le gusta a 1 persona

  12. Velatorios ajajajajajaja. A Noah se le atascan unas cuantas de esas de morir de risa, pero no recuerdo ahora ninguna. Lo que si recuerdo es el lio que se hace con “buscar y encontrar” y se pasa e día diciendo que “no busco mis juguetes” o “no busco a mi papá”.

    Le gusta a 2 personas

  13. 😀 ;:D Me imagino la cara que se te quedaría. Yo recuerdo que de pequeña, rarita ya era, me gustaba sentarme en un rincón sola y repetir bajito alguna palabra que me sonaba especialmente musical, como si se tratara de un mantra 😀 Podía pasarme un buen rato saboreándola.

    Le gusta a 1 persona

  14. Sí, hay palabras que por alguna razón se me resisten, sahumador son de mis favoritas, asedio que no entiendo porque caso siempre me toma unos 10 segundos recordarlas: diplomático (mira ahora las digo sin que me tome tiempo), antropología (lo que siempre quise estudiar), y por alguna razón siempre me ha costado recordarlas. Los críos nos dan cada sorpresa lexicográfica!😀😂

    Le gusta a 1 persona

    1. Es cierto! De su inocencia tenemos mucho que aprender. Con ella lo hacen todo con una naturalidad pasmosa. A mí no se me resiste ninguna palabra en concreto, pero hablo deprisa y me atranco en palabras al azar… Besitos

      Le gusta a 1 persona

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s