Viaje del viernes #8

Si hay algo que aprendí durante mi época de atención al público, fue a leer entre líneas, y a saber interpretar correctamente lo que quería decir la gente. Bien fuera por vergüenza o por educación, utilizaban frases que encubrían a las reales. Lo sé porque muchos de ellos me lo confesaban: “Si lo llego a saber te digo otra cosa”. Y ‘otra cosa’ era justamente lo que otros me decían, entiendo que para esconder la dura verdad.

Todos hemos tenido alguna vez pensamientos que, por una razón u otra, no se han expresado tal cual eran. Por no ser el momento adecuado, por no ser lo más apropiado, por tener mucha educación, por miedo a las represalias… Y es que, aunque más de un hombre haya pensado en responder a la pregunta de su mujer “¿Qué tal estoy?” a la vuelta de la peluquería con un “Cariño, las dos horas que has perdido y los 60 euros que te han soplado sólo han servido para dejarte peor de lo que estabas esta mañana al levantarte“, al final ha contestado con un “Cariño, estás estupenda, creía que no podían mejorar lo inmejorable pero me equivocaba“. O a pesar de que cuando una amiga le ha preguntado a otra qué le parece su nuevo novio, recién presentado, lo que era “Vaya con el novio que te has echado, espero que sea simpático porque si no ya me dirás tú qué le has visto” se ha transformado en “Es majísimo, que guardadita tenías esta joyita, ¿eh?“.

Pues a mí me ocurre algo parecido. En muchas ocasiones, cuando los ciudadanos me dicen algo, sé que realmente quieren decir otra cosa:

(Lo que dicen) Perdone, es que tengo mañana una firma en el notario, el carné esta caducado y la cita que tengo es para dentro de tres semanas. ¿No me lo podrían hacer hoy?
(Lo que quieren decir) Perdone, es que ayer se dieron cuenta por mí de que tengo el DNI caducado desde hace 3 años, cuando me pidieron cita vieron que no había para hoy y la primera que me dieron es para el mes que viene. No me he preocupado de renovarlo antes porque no es que lo necesite de forma habitual, pero es que ahora me urge cobrar y si no hay carné, no hay dinero. ¿Es posible hacerlo ahora mismo?

(Lo que dicen) Es que no hay cita en toda la provincia para antes de dos meses y yo lo necesito en diez días.
(Lo que quieren decir) Es que lo necesito ya, y sólo me dan cita en menos de una semana en una oficina a 30 kilómetros de aquí. Para la que está a cien metros de mi casa no hay hasta el mes que viene y ya no me daría tiempo.

(Lo que dicen) ¿De cuándo es esta foto? Pues del verano pasado…
(Lo que quieren decir) ¿De cuándo es esta foto? Ni me acuerdo, pero como salgo tan bien…

(Lo que dicen) ¿El chip? Se cayó la semana pasada.
(Lo que quieren decir) ¿El chip? Se cayó a la semana de hacérmelo, pero por no venir por aquí otra vez…

(Lo que dicen) Perdona, ¿puedo hacerte una preguntita?
(Lo que quieren decir) Perdona, he visto que todos tus compañeros están trabajando y tú no estás atendiendo a nadie, con lo que deduzco que estás aquí calentando la silla, así que quería saber si puedes responderme una pregunta intrascendente y que probablemente no tiene nada que ver con tu trabajo, pero así me atiendes, haces algo y por lo menos te ganas el sueldo que te pago con mis impuestos.

(Lo que dicen) Ah, pero, ¿hay que pagar?
(Lo que quieren decir) A ver, funcionariucho, ¿me obligas a hacerme el DNI y encima me lo quieres cobrar?

Ejemplos hay decenas. Ponerlos todos daría para varias entradas. Sin embargo, comprendo a toda esa gente. No se puede esperar otra cosa del ser humano si tan siquiera los niños, con su inocencia y su bondad son capaces de evitarlo: a ver qué niño cuando le han ofrecido pasteles en casa ajena no ha querido contestar “Por mí dámelos todos que los que sobren me los guardo y ya me los voy comiendo“, y ha tenido que responder a su pesar “No, gracias, no me apetece, acabo de comer“.

Anuncios

49 comentarios en “Viaje del viernes #8

  1. jajajajaja menudos ejemplos me he descojonado, yo no uso DNI, cuando me piden los papeles les pongo un poco de estiércol en la mano y cuando lo olfatean ya saben de donde soy, jejejeje

    Le gusta a 1 persona

    1. El caso es que los sinceros se solían llevar el premio mucho antes que los otros, que con mentiras intentaban colarme las cosas, jejeje. Los pasteles son una asignatura pendiente de los padres. Generalmente es muy difícil decir que no! 🙂 Besitos!!

      Me gusta

    1. Es un alegría saber que te has pasado un rato riéndote con mi entrada. Así podrás afrontar la mañana con una sonrisa y tus clientes lo agradecerán. Seguro que tú también has aprendido a saber qué queremos decir cuando decimos algo. Besines adivinos!!

      Le gusta a 1 persona

        1. Yo cuando voy a algunos sitios y pongo alguna excusa siempre lo pienso “este ya se la sabe, sabe lo que ocurre y está harto de escucharla, pero si me vale me conformo”, jejejeje. Gracias a ti por dedicarle una sonrisa a mi entrada, eso vale millones. Besines

          Le gusta a 1 persona

    1. Y ya no sólo eufemismos, es que a menudo pensamos que lo que decimos es la primera vez que el del otro lado lo escucha, y la gran mayoría de las veces no somos ni un poquito ingeniosos… Besitos

      Me gusta

  2. Jajaja que bueno! Y me has hecho reflexionar porque, con lo sincero que soy yo, no sería mejor que volviera a etapas anteriores de decir una cosa, pero pensar la contraria?… no, mejor no, me quedo como soy por el bien de mi espíritu 🙂 . Ya se que la sinceridad ofende, pero es lo que hay, mundo. Un abrazo Oscar y sigue así de divertido!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias! La verdad es que los que eran sinceros eran los que se llevaban lo que pretendían sin mayores problemas. Precisamente por su sinceridad, la verdad. No solía llevar demasiado bien a los mentirosos. Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  3. Es que precisamente una de las competencias de todo buen funcionario -y de todo aquel que trabaje de cara al público- debería ser la de captar el subtexto, el mensaje verdadero que te intentan hacer llegar. Y, si es posible, dar servicio a esa persona. Porque se da muchas veces el caso de que la cita te la dan de aquí a meses, o tienes que desplazarte no sé cuántos kilómetros, y quizá haya una buena razón para tales complicaciones, pero es una razón que permanece oculta para la gente. Por ejemplo, que te den cita para tal hora y llegues media hora antes -porque te has tenido que desplazar de tu municipio y has llegado con esa antelación- y veas que hay cuatro funcionarios aparentemente ociosos y aun así les resulta imposible atenderte a pesar de que tú estás ahí.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que hablamos de cosas distintas. Si a mi me viene un ciudadano con cita para más tarde y no hay nadie en la sala, le atiendo si no estoy haciendo nada urgente. Incluso muchas veces atendí sin cita en esta situación (solo si venían muy creciditos les mandaba a pedir cita). He pedido cita a personas que no eran capaz de hacerlo. Pero por lo que no pasaba era por las mentiras. Una persona con el DNI caducado varios años no puede tener prioridad porque lo necesite para cobrar. Nos guste o no, llevarlo vigente es una obligación que tenemos. Y descuidarse un mes es comprensible, pero un lustro no. Besitos

      Le gusta a 1 persona

    1. Uf, eso es más complicado, porque cada uno dice cosaslectores muy dispares. Pero supongo que sería posible sacar analogías. Me comprometo a una entrada si me ofertan las frases que le dicen a una mujer suficientes, je je je. Yo no tengo experiencia suficiente y suelo pensar mi que estoy diciendo… Besitos

      Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja. El problema es que de normal la gente que trabaja en ello se las sabe todas. Otra cosa es que te vean con esa carita de niña buena, siempre sonriendo y te lo pasen por alto. 😉 Porque una sonrisa siempre endulza, como dices tú. Besitos

      Le gusta a 1 persona

  4. Jajaja, muy buena entrada. Y así es. Yo nunca he sido funcionaria, pero lo de “para eso te pago” también me lo han dicho. ¿Perdona? Y entonces era cuando tenías que morderte la lengua porque esas personas no es que no me pagaran a mí, es que ni siquiera eran clientes directos de mi jefe. En fin… Creo que eso, como en todo, va en la persona. Genial entrada, Óscar. Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí no me lo dijeron nunca directamente, pero si me lo hubieran dicho tenía varias respuestas para darles. Conmigo fueron siempre bastante correctos y no me dijeron nada raro. Pero lo tuyo es de traca, si no siquiera eran clientes directos de tu jefe, no te hacían ningún favor, más bien al contrario… La educación, que no está al alcance de todos. Besitos

      Le gusta a 1 persona

    1. Mentiras piadosas, pero como les dijera que sí se venían arriba porque se pensaban que me la habían colado y se creían con más derechos que los que estaban esperando con su cita, en muchos casos. Hay algunos que son para darles de comer aparte… Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  5. jajajajajajaja ¡no me he podido reír mas! Oye pues esta muy bien, porque asi cada uno saca sus propiad anecdotas y nos reimos un poco.
    Creo que hay gente que tiene muuucha cara pero al fin y al cabo es nuestro trabajo ser educados y contestar lo mejor posible. 😛

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegro que hayas vuelto con sonrisas por mi blog! 🙂 No te imaginas la satisfacción que me da leer eso. No creas que no le daría a cualquiera para sacar un libro (o varios) de anécdotas de su trabajo… Y los que están de atención al público, más aún!! Lo cierto es que a veces cuesta contestar lo mejor posible, pero tienes razón, lo primero es lo primero. Besitos.

      Le gusta a 1 persona

  6. pues a mi se ma ha caducado el DNI y me han dado cita para dentro de un mes. No me puedo creer que haya tanta gente todos los días renovándose el carnet como para esperar tanto tiempo. Hombre, si son 10 minutos el trámite jajaja Lo bueno de la espera es que me puedo ir a un estudio fotográfico para que me saqué guapa, guapa jajaja
    Genial la entrada. La gente es la pera.
    Besitos

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Verdad que sí? Te diré el secreto: entre DNI y DNI, nos tomamos un café. Pero no se lo digas a nadie! 😉 Por eso sólo atendemos a unas diez personas cada día. Lo que tú no necesitas es ir a ningún estudio para que te saquen guapa. La belleza ya la llevas incorporada de serie. Besitos

      Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s