Ciclo “¿Te acuerdas?” – Parte 15 – La utilidad de llamar a uno mismo

A muchos les ha pasado alguna vez. Le han pedido el número de teléfono a alguien, para cualquier cosa, y a la hora de dárselo han recibido como respuesta “Espera que lo busco… es que no me lo sé, como nunca me llamo…” Yo siempre me he preguntado qué tiene que ver una cosa con la otra, porque seguro que llaman a un montón de números de teléfono que no se conocen, simplemente porque los buscan en la agenda del móvil, le dan a la tecla de llamada y se despreocupan. El problema no es no llamarse, es que cada vez hacemos menos esfuerzo por aprendernos los teléfonos. Porque nadie que tenga más de 25 años puede decirme que no recuerda los teléfonos fijos de sus amigos de la infancia, adolescencia o juventud (según la edad). Incluso el de su casa (o casa de sus padres). Y a casa tampoco se llamaban mucho, que digamos. Sobre este tema hablé hace unos meses. Pinchando aquí podéis llegar a la entrada en cuestión. Para los perezosos, la copio a continuación.


Hay gente que tiene en la excusa su medio de vida para no reconocer que ignora o no sabe hacer algo. Muchos utilizan multitud de ellas y hacen de las mismas un uso constante. Me sorprende, además, la ingente cantidad de personas que las utilizan por evitar ‘parecer tontos’. Y esas son las que más se solían dar en mi oficina por parte de los ciudadanos.Yo parto de la base de que cada persona es distinta y que hay infinidad de cosas que desconozco, que se me olvidan, y que soy incapaz de aprender. Por tanto, si hay alguien que no sabe algo (dentro de unos límites, obviamente), lo último que pienso es que sea bobo. Por eso soy incapaz de entender ese miedo de algunos ciudadanos a no parecer lo suficientemente inteligentes por no saber algo que, supuestamente, tendrían que saber de sobra: su número de teléfono.

No son pocas las personas que cuando les pedía su número para actualizarlo en la base de datos me decían que tenían que buscarlo porque no se lo sabían. Y sin yo articular palabra, segundos después titubeaban: “Es que, como no me llamo…” A mí siempre me asaltó la misma duda: ¿qué tendrá que ver llamarse con saberse el número de teléfono? ¿Acaso al fijo de casa se llaman mucho? Seguro que no, y estoy convencido de que lo saben decir de carrerilla (incluso aunque ya no lo tengan). Supongo que influye más el hecho de no darle el numero de teléfono a nadie desde hace años, ni siquiera a una de las múltiples compañías que le abordan para venderle u ofrecerle algo. O el de no rellenar nada con sus datos, porque cualquier cosa que uno rellena necesita el nombre, los apellidos, el teléfono y luego el resto de cosas.

Generalmente, la gente se quedaba como más liberada después de decir esa frase (más común de lo que pensaba). Yo creo que pensaban: “bueno, al menos con esta razón de peso no pareceré tonto, que debo ser el único que no se sabe su teléfono“. Imagino que será el hecho de ser consciente de todas las cosas que no sé (al igual que muchos de los que me cruzo en la vida), o que no me importa si la gente piensa que soy un borrico o un superdotado (esto seguro que no lo piensan), pero si hay algo que no sé, no lo sé y ya está, no pasa nada. Y que los demás piensen de mí lo que quieran. De todos modos, al 90% de ellos difícilmente les recordaré si vuelvo a verles.

Anuncios

25 comentarios en “Ciclo “¿Te acuerdas?” – Parte 15 – La utilidad de llamar a uno mismo

  1. Bueno, como decía Einstein “Todos somos ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos
    las mismas cosas.” Lo importante es no perder la capacidad de asombro y las ganas de aprender y de preguntar y si para eso pasas por tonto, ¡pues vale!, pero como tú dices (y yo también): total, si no lo voy a volver a ver, que piense lo que quiera 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. El mio me lo se porque lo uso con regularidad, pero tengo que decirte que si que se me olvidan otros numeros que antes no se me olvidaban, solo espero que cuando se me olvide el mio, no salga con la brillante idea de, no me lo se porque no me llamo. 😂😂😂

    Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja ja. Espero que seas de las personas sinceras como yo que no ponen excusas tontas, simplemente dicen que no se lo han aprendido y ya. Como dice martes, no todos tenemos por qué saber lo mismo. Gracias por seguirme y comentar!

      Le gusta a 1 persona

  3. Estoy contigo, Óscar, la gente tiene mucho miedo a que los otros piensen que no saben algo y que, por eso, le consideren tonto. Es el miedo a lo que piensen los demás de uno mismo lo que hace que tengan que decir cosas tan poco originales como “yo no me llamo…” 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso quizá es algo bueno que tengo, que me importa un carajo lo que piensen de mí los demás, porque quien sí me importa me lo hará saber, y los demás que piensen y hablen lo que deseen. Yo sé lo que soy y si tienen que perder el tiempo de su vida conmigo (que no me importan) es porque tienen vidas muy vacías…

      Le gusta a 1 persona

  4. Bueno te voy a debatir un poco, yo si que creo que algo tiene que ver, más bien porque desde el fijo si que llamas, yo me he aprendido casi todos los teléfonos que me sé a fuerza de marcarlos en el teléfono o de rellenar información o papeles donde tenía que poner el número de teléfono, de hecho mi DNI me lo aprendí rellenando la solicitud de la universidad jejejejeje El de mi chico me lo aprendí a base de llamar a ONO y poner el número en la pantalla del teléfono y mi número de casa antigua, o de mis amigas y tal me lo he aprendido a base de llamarlas, y aun me acuerdo por supuesto, y hace años que no llamo a esos números. El resto de números que no me sé ha sido porque no los marco, le doy directamente a la pantalla de mi móvil donde pone el nombre. Mi chico mi número se lo aprendió a fuerza de escribirlo en un papel y memorizarlo porque se quedó sin móvil y no podía llamarme porque no se sabía mi número y le obligué a aprendérselo por si le pasaba algo, y aun así a veces me dice otro número que no es el mio,un día llamará a otra persona ejjejejeje

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, me has dicho todos los números de teléfono posibles menos el tuyo propio, porque si llamas desde el fijo, para qué vas a llamar a tu móvil? Si no te lo vas a coger… 😉 Sobre lo de tu chico, al menos llamará a alguien, que esperemos pueda ayudarle.

      Le gusta a 1 persona

      1. Pues el mio propio me lo aprendí porque resulta que era el número que llevaba mi madre, entonces si la llamaba, pero luego nos cambiamos el número, ella empezó a llevar el mio y yo el de ella, pero el que era mío que luego pasó a ser el de ella no sé como me lo aprendí si te digo la verdad jejejejeje

        Le gusta a 1 persona

  5. Cuando me compre el móvil, todavía no me lo había memorizado y alguna vez me ha pasado que cuando me lo pedían tenía que buscarlo en la agenda. Yo misma me tenía memorizada. Pero ahora mismo, si me lo preguntasen tampoco lo daría, a no ser que fuera algo oficial, naturalmente. Yo soy de las que prefiere pasar por lela que revelar datos personales 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, yo he tenido que poner mi teléfono en Internet tantas veces para vender cosas que creo que lo que menos me preocupa es que las empresas lo tengan… Y muchas veces he pensado sacarme una tarjeta en plan tarifa cero y si no hablas no pagas, pero después de tanto tiempo me da una pereza….. Aunque el día menos pensado lo hago, que para eso tengo un teléfono dual sim de los chinos…

      Me gusta

  6. Yo he conseguido aprenderme mi móvil, pero con la matrícula del coche lo llevó fatal. Cada vez que tengo que pagar el parking y tengo que introducir la matrícula, maldigo porque tengo que volver al coche para memorizarlo. Procuro aparcar cerca de la máquina para no tener que pasearme mucho. Qué excusa podría poner?, “es que no veo la matrícula mientras conduzco”. Penosa excusa!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ja ja, buena excusa. Y totalmente cierta, aunque puedes tener un contacto en el móvil que sea “Mi matrícula”. A mí me pasó estas vacaciones. Tantos años aparcando en zona blanca, que cuando me ha tocado la azul me he visto dando un paseo al coche porque me pedía la matrícula y no me la sabía. A mi favor diré que era el coche de mis suegros. 😛

      Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s