Compartir es vivir, pero no siempre

He dicho en más de una ocasión que la gente en general es poco solidaria. No sé si es eso o falta de empatía, pero desde luego no es ejemplar. Sin embargo, hay otro gran número de personas que albergan un gran sentimiento de solidaridad en su interior y hacen lo posible por compartir. Aunque tampoco puede decirse que sean un buen referente.

Hay diversas personas que tienen el gusto musical concentrado en un tipo de música. No necesita ser ninguno en concreto, cualquiera vale: el reguetón, el flamenco, el techno… Y quizá porque es lo único que conocen o porque se creen que ese estilo es la panacea musical, lo distribuyen gratuitamente al resto del mundo allí donde se encuentran. Que les guste solamente un género musical no es malo. Que el resto del mundo tenga que “disfrutar” de él sin solicitarlo es lo nocivo.

Ayer, sin ir más lejos, estaba dando un paseo por mi barrio y empecé a escuchar una música con cierta claridad. Pero no había nadie alrededor. Según iba caminando aumentaba su volumen, con lo que podía escuchar al señor que cantaba reguetón como si estuviera a mi lado. Al fin vislumbré, en un aparcamiento lejano, dos figuras humanas junto a un coche con todas las puertas abiertas, incluido el maletero. ¿Por qué no estaban dentro del coche con las puertas cerradas? ¿Les había pedido yo que me dejaran escuchar ese ruido que salía del coche? Puestos a compartir, ¿por qué no compartían billetes?

Móvil a todo volumenEsto también les pasa a muchos que circulan en transporte público. Independientemente de la hora que sea descubren que tienen la necesidad imperiosa de ofertar al resto de viajeros su catálogo musical, confeccionado con un gusto peculiar. Vamos, que ponen a todo volumen la música que tienen en el móvil, y que para el resto de pasajeros puede ser basura para los oídos. ¿Tienen una voz en la cabeza que les pide hacer eso? Si es así, del mal el menos, hay gente que escucha cosas mucho peores. Cada vez que ocurre algo similar pienso lo mismo: que una fuerza sobrenatural (o la del viajero de al lado) se apodere de su brazo y le coloque unos auriculares de Renfe. En cinco segundos se le pasa la tontería del volumen al máximo. O quizá no, porque entonces se quedan sin oír y son capaces de ponerla más alta todavía… Sinceramente, a toda esta gente siempre me dan ganas de decirles algo, pero luego pienso que es una pérdida de tiempo. Ni me van a escuchar, ni me van a hacer caso.

¿Te ha ocurrido algo parecido? ¿Eres de los que pone la música a todo trapo o de los que detestan escuchar lo que lleva el de al lado?

Anuncios

62 comentarios en “Compartir es vivir, pero no siempre

  1. Bendito invento el auricular…. Yo sólo pongo la música sin auricular en mi casa, y a horas prudentes. Y de muchos tipos, pa que nadie se queje jajajajajaj: Música rock de los 80/90 tanto en español como en inglés, Extremoduro, Andrés Suarez, Serrano, Ópera (y acompaño con mis gorgoritos), un poquito de Pop ochentero …. YUJUUUUUUUUU

    Alguna vez me ha molestado escuchar determinadas canciones terroríficas, como reggeton, un domingo a las 11, intentando leer a James, pero reconozco que soy poco de quejarme….

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Loren!! El auricular… Ese aparato tan desconocido para el 90% de los jóvenes de ahora… Yo creo que les pronuncias la palabra y piensan que es un insulto… Si al menos la gente que comparte su música sin solicitarlo fuera tan variadita como tú, Loren… Pero es que comparten sonidos que son prácticamente iguales todo el rato!! Voy a tener que recomendarte para que además de una sesión de fotos con excelente calidad les hagas una recopilación de música en condiciones. Besitos!!!

      Me gusta

    1. Sencillo Krika, pero te sorprenderías de la cantidad de gente que se pierde en alguno de esos pasos. Básicamente en el de bajar el volumen… 😛 Pero sí, lo que yo también veo tan sencillo como girar la ruedecita de la radio hacia la izquierda hay personas que no lo cuadran… Igual se piensan que sus gustos musicales son la repanocha. A veces me ha dado por sintonizar Radio María y ponerlo a toda castaña.

      Le gusta a 1 persona

  2. Y lo peor es cuando eso pasa dentro de las casas, con los televisores o la música a todo en trapo. Te da un gustito cuando llega la noche y te sientas delante de la tele para descansar un rato, y sólo oyes la tele del vecino. Imagínate como la tendrá. Eso pasa todo los días en casa de mi madre. 😦
    No se acuerdan del undecimo mandamiento: No molestar.

    Le gusta a 2 personas

    1. El tema de las teles me lo dejé en el tintero porque no caí, la verdad, pero tienes toda la razón. En el piso donde vivía antes pasaba, escuchaba a veces más la del vecino que la mía propia… Por qué la gente necesitará tan altos todos los sonidos? No me creo que haya tantos problemas auditivos en este país… Gracias ferranbriana!

      Le gusta a 1 persona

  3. Ayer sin ir mas lejos, estaba en casa de mis padres, había dormido mal por la noche en mi casa y le dije a mi madre voy a ver si puedo dormirme un ratico, pues no hago mas que cerrar los ojos y…la musica de la vecina de abajo como si la tuviera allí mismo… Que malo me sabe, no se podía ni ver la tele ayer…

    Le gusta a 1 persona

    1. El problema es que nadie respeta nada. ¿Qué necesidad habrá de brindarle al vecindario música gratis? ¿Y si yo soy más de Radiolé? Espero que en casa puedas descansar un poco más!! Besitos!!

      Me gusta

  4. ¡Hola! Buenos días, buenísimos, hoy la brisa ha hecho acto de presencia y me dejo acariciar por ella. Esa ” música” sí que vale la pena “escucharla” fuerte y a todo trapo. No hace daño, atrapa el alma, el corazón y los sentidos, pero en lo expuesto en tu post una realidad que por desgracia se prodiga demasiado. Observo que es en determinado tipo de personas aunque no siempre.
    La empatía como tu dices de pensar en los demás no está muy extendida en los casos en que se necesita de ayudar a los demás, desgraciadamente. ¡Con lo gratificante que es dar sin recibir nada a cambio! ….sean modales o buena educación. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias corazón! Sí que es gratificante, sobre todo cuando lo que das también te reconforta a ti. Hay tantas cosas que es bueno dar sin más, como cariño, amor, abrazos, besos. ¿Pero música? Eso no es necesario. Un besazo enorme!!

      Me gusta

  5. Que rabia me da cuando van con la música a todo trapo! Yo que vivo en un piso donde las paredes parecen papel de fumar es horrible, al final me acabe acostumbrando pero de vez en cuando me sorprenden con nuevas adquisiciones musicales que me hacen sangrar los odios.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jeje, si aún sigues saliendo de marcha o ves pelis hasta tarde, un sábado por la noche puedes vengarte poniendo Camela a toda castaña, jejeje. Es una pena que la gente no piense en que los demás seguramente no comparten los mismos gustos musicales…

      Le gusta a 1 persona

  6. Es algo que no soporto, para qué están los auriculares? Confieso que alguna vez le he dicho a alguien que me molesta su música o le he mirado mal…Y algunos la quitan. No se, estoy por ir leyendo el Quijote en voz alta a ver si les gusta jajaja

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajaja, lo mismo te miran raro. Leer literatura?? Eso ya no se lleva!! Ahora se leen las “konvrsacions x wasap” y las chorradas de las redes sociales… En fin, Dulce, que habrá que aconsejar que la gente viaje más en renfe, que regalan auriculares, a ver si así los conocen!!

      Le gusta a 1 persona

  7. A mi me gusta escucharla a un nivel “normal”. Claro que para lo que para mi es “normal” para otros puede ser alta y para otros baja… pero creo que no molesto a nadie. Y no, no me gusta oir el “chunda chunda” de los demás.

    Le gusta a 1 persona

    1. Nivel normal con auriculares, aunque sea a todo trapo poco molesta, porque se oye pero no llega a molestar. El problema es cuando viene con el manos libres incorporado, que ese no entiende de niveles normales… Pero seguro que tú eres una persona responsable y no molestas. Además, el que te pone su chunda chunda seguro que prueba el duro acero de tus nunchakus… 😛

      Le gusta a 1 persona

      1. No uso auriculares, mis oídos son muy sensibles. Procuro ser responsable, es cierto. El que pone el chunda chunda no merece mi atención, simplemente cierro los oidos y listo (tengo un mecanismo de defensa ancestral que me aísla del mundo que me rodea).

        Le gusta a 1 persona

        1. Jajaja, pues con el manos libres es difícil no invadir el espacio de el al lado, pero vamos, a niveles respetables, se vale. Venga va, y porque os tengo miedo a ti y a Henar.

          Me gusta

          1. Llámame raro pero es que tampoco oigo música en el smartphone y no me gusta tener que apartarme de los “zombies” que vienen contra mi sin mirar al frente (hoy mismo me paso) porque van absortos en su cacharro,

            Le gusta a 1 persona

  8. Hola Óscar, pensé que eso sólo se daba acá y siempre culpamos a los flaites de eso, pero también es discriminar un poco, sin embargo se repite el patrón por ejemplo vas en la micro y se sube un tipo con los audífonos y la música a todo volumen (CASI siempre es reggeton) y aburre la cuestión… yo trato de ser respetuosa y escuchar la música en proporción al espacio donde estoy y también cuidando los horarios, eso de importunar a la gente porque sí realmente es molesto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí hija, eso por lo visto pasa en todos lados, la gente es maleducada en todo el planeta por igual, jejejeje. El caso es que si lleva auriculares molesta hasta cierto punto, pero si no los lleva molesta a un radio bastante amplio, la verdad… Y la gente importuna porque sí porque no tiene educación ninguna, pero bueno, nos toca convivir con todo tipo de personas… Muchas gracias!!
      PD. ¿¿Flaites??

      Me gusta

  9. Escuchar a un volumen demasiado elevado puede provocar daños auditivos” eso es lo que dice mi móvil cuando considera que te pasas con el volumen del audio….pero que le vamos a hacer…algunos piensan que compartir es vivir aunque compartan un hit que no conoce ni el que lo ha inventado!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Esa gente entiendo que tiene móviles chinos o que no sabe leer… Alguna vez vi yo también eso en algún móvil, que pensé “Jolín, sí que sabe el aparato este, qué control”. En fin, supongo que será una moda pasajera, y que cuando los que ahora lo hacen se queden sordos en 15 años todo vaya yendo poco a poco hacia atrás… Gracias Águeda!! Besitos!!

      Le gusta a 1 persona

  10. Hola Oscar,
    me siento plenamente identificada con lo que escribes en este post. Qué manía tiene la gente de escuchar la música a todo volumen en el transporte público. A mi me provocan violencia y todo jaja les daría un sopapo. Menos mal que puedo controlar esos impulsos.
    De este tema hablé en un post que escribí este invierno. Dejo aquí el link:
    http://anecdotasdesecretarias.blogspot.com.es/2015/02/anecdotas-montando-en-metro-2-parte.html
    Un besote

    Le gusta a 1 persona

    1. Gran entrada aquella. Bueno como todas las que haces, en realidad. Te lo curras un montón. Queridos lectores que habéis llegado a este comentario, no dejéis de pasaros por el blog de Erika, a riesgo de haceros seguidores con sólo leer una de sus entradas. Por cierto Erika, menos mal que controlas esos impulsos, porque si tienes que darle un sopapo a cada individuo de tus entradas te quedas sola… Te diré un secreto. A mí también me dan ganas de soltarles una colleja. No lo hago por si supieran más Karate que yo. Besitos!

      Me gusta

    1. ¿Verdad que no? Con la de cosas bonitas que podrían repartir, como abrazos o besos, que eso gusta a todo el mundo, y se ponen a repartir música sin saber si nos gusta o no… Gracias mamá desastre!!! Besitos!!

      Le gusta a 1 persona

  11. Directamente los odio. No me planteo si es bueno o malo ese sentimiento. Los odio y espero que como poco, se queden sordos.
    Hace años, harta de esa situación en casa tomé venganza. Mi vecina de arriba se acostaba tarde con su música. También se levantaba tarde. Un sábado por la mañana, temprano, puse un disco(vinilo) de ópera. Fuerte, muy fuerte, y me fui de casa. Volví a la media hora y le di la vuelta. Asi me pasé toda la mañana.
    Cuando me cruzaba con algún vecino, extrañado, yo ponía la misma cara de indignación que el o ella.
    Nadie supo de dónde salieron esos gorgoritos, “yo estaba en el jardín con mis hijos”, me vio mucha gente.
    Durante bastante tiempo hubo silencio.
    Tenía preparada otra maldad pero no hizo falta. Estaba dispuesta a llevar un rollo de cello en el bolsillo y pegar el botón de su telefonillo, cada mañana al irme a trabajar, pero no llegué a eso porque ella dejó de molestar a deshora.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo del rollo de celo y dejar el botón del telefonillo yo lo he pensado montones de veces, pero soy un cagueta y nunca lo llegué a ejecutar. Mis padres también me asustaron diciendo que lo iba a quemar… Bah, seguro que bajaban antes… En fin, muy buena tu venganza, la verdad es que es ocurrente, al menos surtió el efecto esperado, que era que la vecina cansina dejara de dar la lata… Besitos Hilaria!

      Me gusta

  12. Soy de las personas que no tolera a los que escuchan la música a todo volumen, entiendo que la disfruten pero que sean prudentes al menos por respeto, no estaría mal. A mi me gusta escucharla pero con un volumen moderado, que no moleste a nadie, excepto cuando estoy sola en casa. No eres el único que le paso eso Oscar, ahora ya somos dos. ¡Un abrazo enorme!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ese es uno de los grandes problemas, que la gente no tiene respeto. Ni por nada, ni por nadie. Así nos va como nos va. El problema es que somos bastantes más de dos, me da la sensación. Gracias Mariel! Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  13. he de reconocer que cuando voy en el coche sola, subo ventanillas y pongo el volumen digamos que “alto” para poder cantar, pero te prometo que no hago que la gente se siente molesta por escuchar algo que no quiere, sólo la oigo yo (o al menos eso creo).

    Le gusta a 1 persona

    1. Jaja, seguro que sí, con las ventanillas subidas se escucha un tenue ruido y si otro las tiene bajadas. Pero no mucho más. Lo que sí tiene que ser divertido es verte en un momento álgido de la canción… 🙂 Gracias tejas!!

      Me gusta

  14. Yo es que con la música soy un poco rara, me gusta oírla sólo cuando voy conduciendo pero tengo que estar solaa y cuando limpio, pero no canto, no me gusta cantar (aunque dice mi novio que canto muy bien, igual debe afinarse los oídos un poco ejjejeje) y tampoco me gusta que canten. Osea que escuchar música ajena que encima no me gusta pues menos aun. Yo vivo en frente de gitanos que constantemente están con las puertas abiertas del coche escuchando rumbitas y gitaneo, HORRRIBLEEEEEE, no me gusta nada, y bajaría y les quitaría la radio de cuajo jejejejej, y sino ¿cuando los vecinos ponen la música para que todo el edificio y el del al lado se enteren de lo que escuchan? Pues de eso también tengo aquí, y a altas horas de la madrugada, o temprano, da igual la hora, temo el día que tenga un bebe me lo van a despertar constantemente 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, ya puedes ir poniendo hueveras de cartón para insonorizar el cuarto del bebé, porque lo tienes todo, hija!! No te falta de nada! Sólo te queda que se mude a tus proximidades el aspirante a músico… Si no te gusta que canten, es porque sólo escuchas música instrumental? Viviendo en frente de esa gente que tanto respeto por el prójimo tienen, tendrás marcha todo el día… Creo que te compadezco corazón… A ver si para cuando nazca tu churumbel han cambiado las cosas a mejor… Besitos!!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Noo, escucho música cantada, pero no me gusta escuchar a la gente cantar, no a los cantantes, sino a la gente ajena ejejjejeje (mi novio es muy de cantar :P) Pues sí, están de fiesta todo el santo día hasta las 3 o las 4 de la mañana, se montan sus picnics con mesas y sillas de playa, sus piscinas inchables, sus guitarras, la tía que canta, el tío que toca la caja y los que dan palmas y ole ole ole, así todos los días hasta que empieza a hacer frío, es un suplicio, aunque después de 3 años ya te acostumbras ejjejejejejeje

        Le gusta a 1 persona

    1. Tienes toda la razón, Eli. Alguna vez he pensado decirle a alguno “Me pones la última de Melendi?” Y no te creas que a veces me dan ganas de dedicar una y todo… Lo de la falta de educación es algo que traspasa fronteras por lo que veo. Gracias Eli. Besitos

      Le gusta a 1 persona

  15. Ayyyy que tu tenías que venir aquí jaja.Tenemos en el pueblo a un gitanillo que va con la bici a cualquier hora del día o de la noche. La bici no lleva goma, no se si me explico..lleva solo la llanta de metal por lo que la escandalera es audible, pero es que ademas, lleva dos pedazo altavoces colgados del manillar y nos va deleitando a todos con el pu…o reagueton de los coj…nes. Que si fuese Marc Anthony, yo estaría encantada, pero es que odio el reagueton!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Un gitano escuchando reguetón? No me lo creo. Su familia le deshereda. Si me dices Camarón te creo, pero la gasolina… No es estilo. Lo de la bici sin cubierta ya sí (me ahorraré el comentario acerca el dónde la habrá sacado, para eso hice mi entrada del rastro). Al menos le oís llegar… Besitos corazón

      Me gusta

  16. Uyyy, qué quejicosos os veo a todos. Por lo general no me molesta al típico que va en el metro escuchando música en el móvil, suele ser sólo un rato. Por suerte ni tengo vecinos ruidosos pero me suelo dormir sin problemas, hasta con el ruído de los cacharritos de la feria. Yo soy como Tejas, escucho algunas canciones a toda pastilla en el coche, para cantar a grito pelao y no escuchar mis gallos. Con las ventanas cerradas, no me gusta que nadie sepa lo que escucho, siempre habrá alguien que crea que soy una hortera.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Je je, por eso no te quejas, porque serías capaz de dormirte en un bombardeo! Estamos faltos de esas vacaciones que tú estás disfrutando, Sensi. Verás como el mes que viene lo veo todo de distinta forma. Gracias por dedicarme un ratito de tu tiempo vacacional. Espero que lo disfrutes como mereces. Besitos

      Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s