Gente vaga

Hay personas que, por su naturaleza, son perezosas. Les cuesta hacer las cosas quizá más que a alguien más activo. Estas personas se pueden poner unas cinco alarmas para levantarse por las mañanas, y sólo lo hacen cuando un brazo les empuja de la cama antes de que suene una sexta.

Los hay que son vagos, y que por no levantarse del sofá a por un vaso de agua a la cocina prefieren pasar sed hasta que alguien se cruza por delante de ellos y le dicen:

– ¿Vas a la cocina?
– No.
– Bueno, pues cuando vayas tráeme un vaso de agua, por favor. Pero sin prisa, aguanto hasta que vayas.

Y por encima de todo los hay vagos, sinvergüenzas y maleducados, todo en uno. Y esos son los peores, por la parte de carencia de ética que demuestran. Y es que por muchas vueltas que le dé no logro entender qué es lo que lleva a una persona a llegar cargada con una o varias bolsas llenas de basura, o con cinco o seis cajas de cartón vacías, al lugar donde se introduce esto, y dejarlo todo allí tirado en la calle, alrededor de los contenedores donde deberían haber depositado lo que llevaban.

Recuerdo que antiguamente uno tenía que abrir el contenedor donde iba a tirar la basura. De unos años a esta parte, y seguro que por este tipo de personas que dejan la basura amontonada, tienen un pedal para que solo con pisarlo se abra de par en par y se puedan meter las bolsas con facilidad. Pues bien, ni aun así son capaces de hacer las cosas como es debido. Yo me pregunto, ¿por qué no dejan la basura en su casa y se ahorran todo el esfuerzo del transporte? Si es por no vivir con congéneres que puedan asomarse al rico aroma de mucha basura acumulada, ¿por qué no la abandonan en su portal? Así se evitan el paseo hasta los contenedores y solo indignarían a sus vecinos de bloque en vez de a todo un vecindario.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

10 comentarios en “Gente vaga

  1. En mi tierra se llama guarros a los animales de cuatro patas que nos dan jamón, chorizo y otras exquisiteces. No puedo llamar guarros a esos que dices tu. Qué más quisieran.
    Son asociales, no preparados para vivir en comunidad, y con una capacidad innata para fastidiar a los que viven cerca de ellos, no hay forma de librarse de ellos.
    Pero habría que oírles si se les grabara y se les pudiera identificar y se les pusiera una buena multa, de esas que duelen en el bolsillo. Uffff, a veces sueño con que eso ocurra. Luego ya nos taparíamos los oídos para no escucharles.

    Me gusta

  2. Justo hoy iba a tirar la basura y una vecina me dijo que no me desencamine hasta el contenedor, que la deje ahí en la calle.
    Claro, para que los pañales sucios y los casi 40 grados que estamos “disfrutando” hagan un efecto bomba de tiempo…en fin.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajaja, a lo mejor su basura la embadurnan en colonia y quieren compartirla con el resto del mundo para que veamos lo bien que huele… Es exagerado lo cochinos que son algunos. Te considerabas vaga porque también hacías lo del agua? Yo reconozco que alguna vez lo he hecho…

      Le gusta a 1 persona

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s