Ocultar información

La separación y el divorcio son dos cosas que pueden acabar mal, o muy mal. En el mejor de los casos, acaban de manera que más adelante se llega a una de esas dos situaciones. Si encima hay niños de por medio la tercera posibilidad simplemente no existe. Además, los progenitores tienden a buscar el mal del otro, sin tener en cuenta a los hijos que tienen en común.

Un día se me dio uno de esos casos. Vino un señor a renovarle el carné a su hijo. Cuando se lo pedí me dijo que lo había perdido. Le pregunté si lo había denunciado y me dijo que no. Como no es obligatorio denunciar la pérdida del DNI, le hice un duplicado y se marchó. A las dos horas apareció el mismo niño de la mano de una mujer que afirmaba ser su madre, solicitando explicaciones de por qué le habíamos hecho el DNI al niño. Se lo expliqué y me dijo que era mentira que el carné estuviera perdido y me lo enseñó. A pesar de que no estaba de acuerdo con que se le hubiera hecho, la ley lo permite. Encima el hombre ni denunció en falso porque no había interpuesto denuncia y anuló de forma automática el DNI que traía la señora. Estuvo quejándose toda la tarde pero yo poco podía hacer, el niño ni tan siquiera mostró rechazo o miedo del señor que le acompañaba.

La señora tenía un problema, porque al menos hasta transcurridas 24 horas no se puede hacer un nuevo duplicado. ¿Y después de ese tiempo? En nuestra oficina no iba a poder conseguir nada pero, ¿y en otra? Con un funcionario despistado que no viera que tenía uno fabricado hacía poco tiempo podría haber repetido lo del padre. ¿Hasta cuándo iban a estar así? ¿No se dan cuenta que con esa actitud al único que verdaderamente perjudican es al niño? Si tanto le quieren, ¿por qué no hacen las cosas de otra forma?


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

5 comentarios en “Ocultar información

  1. Para mí el concepto de amar a alguien es intentar de todas las maneras que el otro sea feliz. Pareja, padres, hijos, o mascotas. Pero creo que esto está desfasado, o equivocado. Lo normal es utilizar algo o a alguien como moneda de cambio.
    Y los hijos son perfectos para eso. Hacer daño al otro a través de los niños.
    Creo que es algo terrible y que no beneficia a nadie. Entre tres, uno se fastidia y ya es suficiente, pero el egoísmo impera y es mejor ver a los tres fastidiados.
    Vaya ejemplo que recibe ese niño de sus padres ¿qué hará cuando sea grande?. Posiblemente, lo mismo.
    Y eso, se pongan los padres como se pongan, no es amor. Ese afán de llevar razón, no les lleva a ninguna parte. O sí, a la peor. Crear una persona egoísta en su hijo, que posiblemente hubiera sido un muchacho maravilloso sin esa escuela

    Me gusta

  2. Supongo que al principio ellos también aman, y cuando se separan, se odian. Dicen que del amor al odio hay un paso… De lo que no son conscientes con ese odio es que al que más daño hacen es al pequeño porque además, lo que aprende es lo que tú dices, hacer daño al otro porque sí.

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s