Hijos de otros padres

Soy consciente de que el comportamiento de los niños se basa en más de un 90% en la educación que reciben de sus padres. Es por eso que en estas vacaciones, que he tenido tiempo para muchas cosas, he visto algo que realmente me ha sorprendido y a lo que aún busco explicación.Hemos sido vecinos de una familia holandesa y española. Los niños son más de allí que de aquí, lo he comprobado en su acento, pero hablaban muy bien español para no ser su idioma principal. El caso es que los niños eran encantadores, cada vez que nos veían querían jugar con nosotros y nos contaban lo que habían hecho o nos preguntaban por lo que habíamos hecho nosotros. Sin embargo, los padres parecía que pagaban por dirigirnos la palabra, de hecho más del 95% de las veces que nos hablaron se limitaron a devolvernos el saludo. ¿Por qué? ¿No les gustaba nuestro tono de voz? ¿Era por nuestro acento o nuestra conversación?

Tengo una teoría, debieron verme pinta de mala persona. Las primeras veces que vi a la niña de 4 años le decía que era muy guapa (la veía como buen partido para el mío, que tiene su edad), y supongo que no debió de gustarle mucho a sus padres. Eso explicaría que cada vez que la niña venía a pedirme que jugara con ella los padres la llamaran y no volviera a salir de su casa. Lo que no entiendo es cómo siendo los padres tan estúpidos los hijos eran tan agradables. Tengo otra teoría: eran adoptados.

Espero que cuando crezcan sigan pareciéndose a ellos mismos y no a sus padres. Y que alguien me explique cómo han podido educar a los hijos de forma opuesta a cómo son ellos. A menos, claro está, que solo hayan tenido ese comportamiento con nosotros y con el resto del mundo ese matrimonio sea la alegría de la huerta.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

4 comentarios en “Hijos de otros padres

  1. jajajaja, me encanta, piensa en la ley de las compensaciones, o la salsa agridulce. Pueden ser adoptados, vale, pero se te ha ocurrido que quizá allá donde viven los cuidan los abuelos españoles?
    Nunca lo sabremos, pero como coincidais otra vez, y la niña se enamore del tuyo, vaya consuegros que vas a tener….. jajajaja

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s