Garrulos en el parque

Estas vacaciones he visto muchas cosas de todo tipo. Pero una que me llamó particularmente la atención me ocurrió estando en mi tierra. En un parque infantil, con columpios de edad de acceso restringida, me encontré en un columpio del tipo “sube-y-baja” (como le llaman los niños) con forma de barco, a dos garrulos. Debían tener una treintena de años, edad deducida por el escaso pelo que lucían en sus molleras, posiblemente se habían comido a alguien en el último desayuno por la forma corporal que poseían, y casi con total seguridad estaban ebrios.

Subidos de pie en el columpio, dando saltitos y riendo mientras se balbuceaban el uno al otro. En pocas palabras, demostrando que es totalmente cierto que descendemos de los monos dando buena prueba de ello. Les faltaba una rama y un platanito a cada uno.¿Por qué pensaron que lo mejor en ese momento era destrozar los juegos de los niños? ¿Quizá porque tuvieron una infancia dura y no les dejaron nunca montar en columpios? ¿Qué tipo de educación han recibido, si es que han recibido alguna? ¿En el lugar del que proceden (porque es obvio que no eran residentes de la localidad, más bien venían de alguna selva) hacen lo mismo a las 12 de la mañana? ¿Es un tipo de celebración común o algo así?

Sólo espero que se hayan dejado en su estancia bastante dinero en el pueblo. Que al menos compensen ayudando a levantar la economía de la localidad para compensar. Y una petición a las agencias de viajes: un examen previo a los que quieren comprar vacaciones aquí, para que exista una especie de “reserva del derecho de admisión” de según qué personajes; algunos por mucho dinero que se dejen no compensan los destrozos que ocasionan.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

5 comentarios en “Garrulos en el parque

  1. Si se rompe algo (objeto) siempre se puede arreglar. Lo feo, feo de esta situación es el ejmplo que dan, y que de verdad no se sabe qué hacer. ¿insultar? ¿llamar a la poli? ¿darlos un guantazo? ¿echarles un cubo de agua a ver si se les pasa la moña?.
    Lo del derecho de admisión estaría bien. Hay gente que no puede salir de casa sola sin alguien responsable de ellos.
    Me cabrean muchísimo las situaciones así. Y me da igual que sea un columpio de niños, un banco del parque, un árbol, una papelera. Da igual. Me molesta que la gente se divierta rompiendo cosas que son de todos, aunque se puedan volver a arreglar.

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s