Lluvia de colillas

La palabra lluvia suele ir acompañada de buenos pensamientos. Si yo pienso en la lluvia como tal, me viene a la mente una imagen de gotas deslizándose por un cristal y el sonido del agua al caer en la oscuridad de la noche (como si no lloviese de día). Pero si en lugar de ir sola se acompaña de estrellas, es algo que también agrada. Es una grata sensación tumbarse en un lugar sin iluminación, abrir los ojos y contemplar cómo bailan las estrellas.

Sin embargo, hay una compañía que puede hacer que la lluvia se deteste: las colillas. El problema no es que sea feo ver caer una, sino que más bien es desagradable a la par que peligroso. Otro inconveniente es que, al contrario de las otras, nunca sabes cuándo va a ocurrir una. Un coche, un autobús, un viandante, un balcón, una ventana, cualquier sitio es factible para que se produzca una lluvia de colillas.

La semana pasada iba andando por la calle y por delante de mis ojos pasó una a gran velocidad. Encendida, por supuesto. Me cogió tan desprevenido que no tuve tiempo de pedir un deseo siquiera. Si no llego a tener la suerte de verla, posiblemente me la hubiera llevado puesta de sombrero. Con lo mal que huele el pelo quemado…

El problema es que ese no es un caso aislado. Este fin de semana he tenido el infortunio de ver otra, en las fiestas patronales de un pueblo. Estaba sentado en la terraza de un bar, viendo cómo la gente bailaba en la plaza del pueblo con la música. Tenía el carrito de mi bebé a mi lado, puesto de forma que ella tampoco se perdiera detalle y yo no la perdiera de vista. Y de pronto, mientras miraba cómo se reía viendo a la gente bailar, vi pasar un objeto a toda velocidad al lado de su cara y rozando el carro.

Al mirar al suelo, el proyectil había sido una colilla encendida. Miré de dónde podía proceder y vi cómo un señor de espaldas al carrito ni se había molestado en mirar hacia dónde la lanzaba. Supongo que pensó que donde cayera estaría bien, porque al fin y al cabo los barrenderos tenían que ganarse el sueldo. ¿Y si le dan al carrito y lo queman? ¿Por qué tengo que ir con un carrito marcado si no lo he pedido? Peor aún, ¿y si le dan a mi bebé en una mano, en la cara, en un ojo? ¿Qué se supone que debería hacer en ese caso, saltarle a él otro de un puñetazo para compensar?

¿Por qué la gente es tan incívica? ¿No se dan cuenta del daño que pueden causar tirando un cigarrillo encendido? Al entorno, al campo, a otras personas… Soy consciente de que a muchos les importa bien poco el prójimo y lo que les rodea. Pero, ¿por qué no lo hacen en sus casas, en una papelera llena de papeles? Así no ensucian la calle y tendrían la ocasión de asistir a unas fallas en primera fila, algo que además es bonito de ver. Quizá porque soy medio valenciano.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

5 comentarios en “Lluvia de colillas

  1. Yo fumo. Es uno de mis vicios conocidos. Pero estoy totalmente de acuerdo contigo. No hay ninguna razón para tirar una colilla encendida en ningún sitio. Es por responsabilidad y por higiene.
    No tiro colillas al suelo, ni encendidas ni apagadas. Busco una papelera, y hasta tengo un cenicero de bolso, que se cierra y lo vacío cuando tengo ocasión.
    Me indigno como tu. Pensar que se puede quemar a alguna persona, grande o pequeña, da igual, o provocar un incendio. O simplemente ensuciar la calle.
    No lo soporto.
    Pero como siempre, estas cosas se aprenden en casa y hay gente a quien ha criado el tiempo.

    Hilaria

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s