La ley no escrita de la sandía

Este fin de semana he estado compartiendo casa con unos amigos. Uno de los días se sacó media sandía como postre. Yo soy una persona educada, así que dejé que los demás se sirvieran primero. Cuando vi a una de las chicas que estaban allí cortarla, recordé mis momentos de juventud en casa de mis padres. Metió el cuchillo por la sandía de forma que mientras avanzaba realizaba movimientos buscando la maniobra perfecta que le permitiera llevarse el trozo de corazón correspondiente a su rebanada. Y no era tarea fácil. Nunca lo ha sido. Yo lo he logrado pocas veces a por largo de mi vida.

Entonces recordé que la sandía tiene una ley no escrita que todo el mundo conoce y respeta (o al menos debería): el corazón de la sandía nunca se parte por separado. Esta ley sólo puede quebrantarse si hay niños pequeños, caso en el cual el corazón que se ha ido quedando se puede hacer en tantas partes como niños hay. Si al cortar una rebanada la parte correspondiente al corazón se queda adherida al trozo grande de sandía hay que partirse otra y maniobrar mejor para tener más suerte.

Ahora que soy más adulto y pienso un poco más que antaño (sin grandes excesos, dicho sea de paso), ejecuto el truco del cuchillo: escojo de entre todos los disponibles el más largo, lo suficiente como para poder llevarme también el trozo de corazón que me corresponde. Así gano siempre… si no hay niños pequeños.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

11 comentarios en “La ley no escrita de la sandía

  1. Anda, yo pensé que eso era sólo en mi casa. Mira, qué bien. Ya sé que cuando nosotros compartamos una sandía, no habrá picardía, seguro, seguro que el corazón es para tus niños.
    Pero mmmmmm qué rico está.

    Hilaria

    Me gusta

  2. Para evitar suspicacias lo mejor es poner una sandía (a poder ser de cuatro kilos) por cada comensal. Se garantiza así que a todo el mundo le va a tocar el corazón. Eso sí, igual también le toca a todo el mundo ir a urgencias por una indigestión severa, ja,ja,ja

    Le gusta a 1 persona

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s