Creerse alguien (2)

Hay varios tipos de personas con los que no puedo, es superior a mis fuerzas. Uno de esos grupos es el de los personajes públicos que utilizan el factor de salir en televisión para intentar aprovecharse de algo que en condiciones normales (si no le conociera ni el Tato, vamos) no podrían.

El problema es que salir por la tele no va ligado a tener educación. La gran mayoría de estos personajes no son conscientes de que por el simple motivo de estar todos los días en las casas de millones de personas mucha gente les conoce. Lo peor es que también es muy elevado el número de ciudadanos que les consideran un modelo a seguir, así que supongo que por ello deberían comportarse siempre de forma ejemplar. Por eso no entiendo cómo puede darse el caso de que un personaje público acabe sentado en mi mesa (no es que ocurra con frecuencia, pero a veces ha pasado) y cuando le digo que las fotos que me trae no le sirven porque son demasiado antiguas, me diga:

– ¿Que no me valen las fotos?
– No, lo siento. Necesito que tengan menos de dos años, estas tienen más de cinco.
– ¿Pero cómo me haces esto?
– ¿Yo? No le he hecho nada todavía.
– ¿Es que no sabes quién soy?
– Sí, acabo de leerlo en su DNI.
– ¿No me conoces? ¿Es que no sabes que salgo en televisión?
– ¿Y qué quiere decir, que eso le da derecho a hacer lo que quiera saltándaose la norma que cumplen los demás ciudadanos que no aparecen en ella? Lo siento, pero como no se haga unas fotos nuevas yo no le puedo renovar el carné.

¿Qué se ha creído? ¿Piensa que porque todo el mundo que le ve a diario sepa su nombre ya merece un respeto especial? ¿Qué ha hecho en la vida para ello? ¿Ha descubierto la vacuna a alguna enfermedad mortal? Sólo por vender sus intimidades al mejor pagador, o por gritar despotricando de otros que lo hacen, o por cantar en un estudio donde sintetizan tanto la voz que en un concierto parece que canta otro, o por salir en alguna película o serie nacional, no se posee un nivel mayor al de otro ciudadano. Es el problema que tienen algunos famosos, que se les sube a la cabeza; como el alcohol. Por eso hay tantos que se emborrachan de fama y acaban como acaban.

Descubre más tipos de fanfarrones pinchando sobre ellos:
Fanfarrón Tipo 1
Fanfarrón Tipo 3


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

6 comentarios en “Creerse alguien (2)

  1. Completamente de acuerdo contigo. Quizá por eso, me repelen las cámaras. Las esquivo, en esos eventos de mucha gente donde andan los periodistas intentando que alguien les cuente cómo les va, yo doy un rodeo. No quiero aparecer ni por casualidad.
    Quizá porque toda esa importancia que ellos se dan, para mí se convierte en casi desprecio, es algo así como “no hagas caso de lo que dice, sale en la tele cada poco”.

    Hilaria

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s