Ya estoy fichado

El ser humano es desconfiado por naturaleza. A excepción de especímenes raros que se dan con poca frecuencia (y entre los que curiosamente me hallo, dicho sea de paso), y que confían en que todo el mundo es bueno (en el trabajo ya me cuesta un poco más confiar que hace 5 años, supongo que por todos los palos emocionales diarios que me llevo).

El caso es que la ciudadanía, por lo general, desconfía. Porque una vez se sientan en mi puesto y nos ponemos manos a la obra con la renovación de la documentación, cuando llega el momento de tomar las huellas, una reacción típica al terminar este proceso es soltar la frase: “Ale, ya estoy fichado” (o que lo haga un acompañante). A veces, además, se acompaña de un “Como hagas algo malo ahora, verás…“. Esta aportación me resulta bastante graciosa, porque da a entender que antes de que le tomara las huellas podía hacer o que quisiera porque no le iban a coger…

De todas formas, ¿por qué hay esa tendencia generalizada a pensar mal? Quiero decir, ¿por qué la gente sólo ve ese cometido en la toma de huellas? Al final, se trata de un proceso identificativo. Y eso tiene multitud de aplicaciones. A mí me gusta pensar que el hecho de que me guarden las huellas puede servir para que si un día me pierdo y no sé quién soy, de dónde vengo, ni adónde voy, gracias a ellas alguien sea capaz de averiguar mis datos personales o mi domicilio, con el fin de devolverme con los míos.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

4 comentarios en “Ya estoy fichado

  1. Eso es por el exceso de tele. Sólo ponen huellas los malos.
    A mí me resultaba interesante poner la huella antes cuando era con tinta, a ver quién me tomaba la mano… Ah, era un sinvivir. Al final, me tocaba la funcionaria de siempre y perdía todo el encanto, pero no pierdo la esperanza de que algún día me tomen las huellas con glamour.
    Y los demás que sigan viendo la tele. No es que te vuelvas desconfiado es que no te queda más remedio que abrir los ojos. ´Todo er mundo NO é güeno

    Hilaria

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s