Una ayudita

Hay personas que piensan que documentar a alguien es tan fácil como decir que se quiere hacer y ya está. Como si fuera una tarjeta de puntos de una gasolinera, que uno llega un día allí y le dice al señor de la caja: “Oiga, quiero su tarjeta de puntos“, y en cinco minutos se la lleva puesta y con descuento sobre ese mismo repostaje.

Siento si alguien se decepciona con esto, pero conseguir la documentación para alguien es algo más complicado, porque da acceso a muchas más cosas que una tarjeta de puntos. No basta sólo con querer tenerla. Sin embargo, ayer vinieron unos señores a la oficina que pensaban que sí. Y me lo comentaron:

– Buenos días, ¿qué deseaban?
– Buenos días. Verá… Es que mi mujer está embarazada, y queríamos sacarle su tarjeta de residencia, para que puedan llevarle lo del embarazo y eso…
– Vale, ¿su mujer es ciudadana de algún país de la Unión Europea?
– Sí.
– ¿Está ella trabajando o de baja por embarazo?
– No, no trabaja.
– Ustedes están casados, ¿verdad?
– No.
– ¿Pero no es su mujer?
– Sí… Bueno… Es como si fuera mi mujer, ese hijo es mío (señalando la barriga de la mujer que le acompaña).
– Vale, pero eso no sirve para estar casado… ¿Usted trabaja?
– No.
– ¿No trabajan ninguno de los dos? ¿Y de qué viven? ¿Qué ingresos tienen?
– Pues para eso queremos el NIE, para solicitar una ayudita, que si no nos dejan.
– Pero es que para que pueda dárselo tienen que justificar que ella no es (según la ley, no yo) “una carga para el Estado“, vamos, que puede mantenerse con medios propios… y este no es el caso.
– Pero es que tengo otros tres hijos que estoy manteniendo, y necesitamos la ayuda, y la tarjeta sanitaria. Además, el niño va a nacer aquí y yo soy español, y por eso estamos pidiendo el NIE para ella.
– En ese caso, su hijo podrá ser español cuando nazca, pero lamento decirle que si no cumple los requisitos ella no puede conseguir “el NIE“.

Esa conversación me dejó inmerso en un mar de dudas. ¿Tiene tres hijos más que mantiene? Si quiere solicitar una ayuda porque no puede mantener a uno que ni siquiera ha nacido… ¿cómo puede mantener a los otros tres? ¿Por qué se decide a tener un niño si ninguno de los dos trabaja y no tienen recursos para darle una vida en condiciones? ¿Por qué no se dedica más a trabajar en algo y menos a celebrar cualquier evento con su presunta mujer? ¿Por qué piensa que todo es tan sencillo como llegar, pedir la documentación, que se la demos y a vivir del cuento y el las ayudas? ¿Qué historia se ha inventado para poder obtener la documentación?

Me gustaría recibir un euro por cada mentira que escucho a lo largo del día. Estoy totalmente convencido de que dejaría de trabajar en menos de un año.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

4 comentarios en “Una ayudita

  1. Ahora entiendo por qué mis hijos eran un lujo. Siempre he creído que me salían caros, y es que resulta que con mis impuestos colaboraba a criar los hijos de otros.
    Si este hombre ya va por el cuarto, sin oficio ni beneficio, será porque con los otros tres no ha tenido problema. Y así puede llegar hasta seis. Tres con la primera mujer y otros tres con la segunda. Las familias numerosas pagan menos en el tren, en la universidad y desgravan en Hacienda. Aunque no sé qué declaración hará este PADRAZO.

    No me tires de la lengua, que con estas cosas me salen granos.

    Hilaria

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s