Mi primer DNI a los 60

Si pudiera declarar esta semana como la de algo, sería la semana de las mentiras. Es cierto, todos los días lidio con embustes, pero casi siempre son los mismos y los tengo controlados. Estos días son bastante diferentes los que me llegan.

Ayer le tocó el turno a una mujer portuguesa. Hija de portugueses, nacida en el sur de España, y con 60 años a sus espaldas. La señora venía (sin cita) a hacerse su primer DNI. Dentro de lo curioso del caso, no me resultó demasiado llamativo. Aunque era una persona europea, hay gente que hace cosas muy raras de muy mayores y podía querer hacerse española aunque fuera tarde. Imagino que sus motivos tendría.

Lo que me resultó curioso fue que a esa mujer no le correspondía un carné español dado que no había pedido nacionalizarse. Todo lo que ella alegaba era que había nacido en Cádiz y que por eso quería tener su DNI. Lo más sorprendente llegó cuando le solicité su documentación portuguesa y me indicó, contra todo pronóstico, que no tenía nada. Ni tarjeta de residencia, ni pasaporte portugués, ni DNI portugués… nada.

Le comenté que, sintiéndolo mucho, no podía hacer nada a menos que solicitara la nacionalidad española, y eso era algo que iba a tardar bastante dado que carecía de documentación alguna. Así que lo mejor era que comenzara por obtener un documento portugués. Y después, ya se vería.

Cuando se fue, yo me quedé intrigado. ¿Cómo ha vivido esa mujer todos estos años sin documentarse ni en su país ni en el nuestro? ¿Cómo ha ido al médico? Para eso sí que no encuentro explicación porque nadie lo puede hacer por ella… ¿Cómo ha hecho trámites con los bancos, con los niños? ¿Lo ha hecho todo su marido? ¿No ha salido de casa nunca? Yo estoy convencido de que en algún momento ha debido tener alguna documentación, aunque lo niegue. Estoy muy acostumbrado a que me mientan. Además, no me creo que haya podido estar tanto tiempo en el anonimato.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

6 comentarios en “Mi primer DNI a los 60

  1. Si nació en España, por años que cuentas, no estaba obligada a tener documentación.
    Si no trabajó nunca fuera de casa, es posible que no se hiciera el dni. Estaría amparada en todos los sentidos por el padre, y si después se casó con un español, la nacionalidad, no tenía ni que pedirla, automáticamente, con el libro de familia hubiera podido obtener el dni.
    Ahora no son las cosas así, pero entonces sí.
    Ten en cuenta que las mujeres eran seres menores de edad siempre, sin capacidad ninguna, según los gobernantes de entonces, y sin alma según la iglesia.

    Sí es extraño que en los últimos años no le hayan pedido nada en ningún sitio, pero de verdad, si ha vivido en un pueblo pequeño, es creíble lo que te dice.
    Raro sí, pero ya sabes, como dicen los de NIKE Imposible ist nothing.

    Hilaria

    Me gusta

  2. Yo me encontré con el caso de un señor de unos 50 que tenía el dni azul, o sea caducadísimo y había estado funcionando con ese dni. ¡Alucinante!

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s