En busca y captura

Hay personas que tienen unas prioridades legislativas un tanto extrañas. Imagino que las clasifican de forma que llegado el momento deciden qué leyes merece la pena cumplir y cuáles no. El motivo lo desconozco, y a veces pienso si no sería más fácil para ellos que lo hicieran al revés. Pero hay algunos amantes del riesgo que disfrutan con esa descarga de adrenalina.

No entiendo si no, cómo puede llegar a mi sitio un señor educado, aparentemente formal, en ocasiones trajeado, a renovarse el carné con más delitos que todos los malos de todos los CSI juntitos. Claro, vienen impolutos, no levantan sospechas, se piensan que los funcionarios en su alta ignorancia no se darán cuenta… Y antes de que se marchen vienen unos agentes y les invitan a acompañarles.

Al final va ser cierto el dicho (im)popular que creo que acabo de inventar: Cuánto mejor trajeado, más ha robado (aunque lo mismo me pasó cuando hace casi 5 años le decía a la gente ‘Nadie es tan feo como en la foto del DNI ni tan guapo como en la foto del perfil del Facebook‘ creyendo haber inventado eso y a finales del año pasado descubrí que había un grupo en Facebook que se llamaba precisamente así; lo que aún no sé es quién lo usó primero).

Volviendo al tema que nos ocupa, ¿por qué un hombre con montones de fechorías a sus espaldas decide seguir teniendo su carné en vigor? ¿Cuándo decide que cumplir la ley de ir documentado es más importante que la de no robar, no agredir a otro, no destrozar algo que no es suyo, no falsificar documentos o no entrar en un lugar privado sin autorización y por la fuerza? ¿No se ha dado cuenta de que la primera no es delito? ¿O es que para poder seguir haciendo maldades es más fácil tener la documentación en regla?


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

5 comentarios en “En busca y captura

  1. Mi teoría es distinta a la tuya. Renovar el Dni es lo normal. Lo demás es OFICIO. Cada cual tiene el suyo, y ese hombre tiene ese precisamente. Sacar dinero de donde pueda. Así que el hace su “trabajo” y se renueva el dni como cualquier hijo de vecino.
    Si el oficio se le da bien, puede llevar trajes de marca y la manicura perfecta.
    Normal ¿Noooo?
    Es que si no fuera así, la primera vez que le cogieron, hubiera aprendido que eso no se hace, y hubiera cambiado de oficio. Pero un profesional en condiciones, no cambia por una banalidad.

    Hilaria

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s