Tengo dos DNI

El ser humano es propenso a equivocarse, y dependiendo del error cometido las consecuencias son más o menos graves. Reconozco que es algo inusual, pero hay algunas personas que tienen dos números de DNI asignados. Debido al (generalmente) poco o nulo uso del primero que reciben no es algo grave, lo único que ocurre es que ese número de carné ya no se vuelve a usar por nadie y el desperdicia.

¿Cómo puede pasar algo así? Eso ocurría antiguamente por una conjunción de motivos que a día de hoy es prácticamente imposible que se reproduzcan, gracias a las comprobaciones que realiza de manera automática la aplicación del carné de identidad. Hasta entonces sólo se podía comprobar realizando una búsqueda previa por los datos de filiación a cada persona que pretendía obtener el DNI por primera vez, para ver si ya contaba con uno. Y no todos los funcionarios ejecutaban este paso.

Sin embargo, esto no sólo era culpa del funcionario que hacía el carné. Los padres que venían también tenían su parte de culpa, porque le hacían dos veces el primer DNI a su hija, presentaban los papeles dos veces en dos momentos distintos, y no sabían, no recordaban, o no querían saber ni recordar que ya lo hicieron en su momento y que no tenían que repetirlo.

Recuerdo que hace unos años, cuando aún teníamos que hacer la comprobación a mano, vino una familia a sacarle el primer carné a su pequeña. Le solicité la documentación y antes de darle de alta procedí a verificar que no había nada. Sin embargo, me encontré con que la chiquilla tenía carné, con su foto y todo. Pero sus padres no recordaban que lo tuviera. Y es que esos padres eran peores que yo en cuanto a ser humano despistado se refiere, y eso que desde siempre me lo he propuesto para no ser batido por nadie en este campo. Yo tenía que intuir lo que ocurría, porque si no lo sabían ellos, ¿qué iba a saber yo? Todo lo más que podía hacer era deducir.

Y mis deducciones llegaron a la conclusión de que un buen día de hace unos 8 años, estos progenitores decidieron hacerle el DNI a su hija porque querían abrirle una cuenta en el banco, o porque irse con ella de viaje. Y se marcharon con el resguardo del carné a casa, y quizá con algún otro documento que les permitiera realizar la gestión que deseaban. A los 20 días ya no les hacía falta el DNI, el resguardo nadie sabía dónde estaba y ninguno caía en la cuenta de que había un carné pendiente de ser recogido. Así, cuando la tarjeta volvió a hacer falta al cabo de los años, los padres no eran capaces de recordar lo que hicieron tiempo ha y volvieron a solicitar (bien) los documentos pertinente para sacarle el DNI por primera vez a su pequeña, que ya no lo era tanto.

Y cuando les eché la bronca (yo soy muy de reñir) mientras los padres hablaban de vagos recuerdos de cosas que hicieron con su bebé (viajes o gestiones), les hice entrega de la tarjeta que estaba guardadita en una caja que tenemos de carnés sin recoger. Después le hice uno nuevo a la niña porque el viejo estaba ya muy caducado. ¿Qué memoria tenían estos señores? Una cosa es que no recordasen si en alguna ocasión habían ido a cenar a un restaurante en concreto, o si habían repostado en una determinada gasolinera. Pero estamos hablando de documentar a sus hijos. ¿Tan poco les importaba?

También ha habido casos en los que sí lo recogieron, lo tuvieron en su poder, y en un momento determinado de sus vidas lo extraviaron. Pero como se trataba del carné de la cría, ya se lo renovarían, que en ese momento no les urgía. Y para el día que sí les hacía falta, ni se acordaban de que le tenían uno hecho, ni de que lo habían perdido. Así que estamos en las mismas. Hay cosas triviales y cosas que no lo son. Intentemos poner atención a las que son realmente importantes.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

4 comentarios en “Tengo dos DNI

  1. Eso sí que es desidia. Pero también sobre eso hay explicaciones peregrinas. Te pueden decir que como es obligatorio a los 14 años, pensaban que el otro no valía. Vamos, que como dices tu, vale igual que el carné de la biblioteca.
    Cuando yo te digo que el dni sirve de muy poco….
    Pero para algunos padres hay tantas cosas “sin importancia”

    Hilaria

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s