Tengo una urgencia

Me quedo siempre con ganas de decirlo cuando un ciudadano se abalanza sobre mí, nervioso, y me suelta: “Verá, es que tengo una urgencia“. Mi mente me pide responderle “Pues vaya al bar de enfrente y pídale amablemente al dueño que le deje entrar al baño“, o bien “No se preocupe, ahora mismo llamo al 112 y le trasladan al hospital más próximo“. Pero mi sensatez me hace contestar un simple: “¿Qué le ocurre?“.

Y me cuentan una historia que es más o menos real, no puedo saber la cantidad de mentiras que me sueltan mientras me hablan, pero con la misma base: necesitan el carné para ese día porque de lo contrario no pueden cobrar algo (pensión, ayuda, herencia) o no pueden hacer un examen o un viaje que ya han pagado. En definitiva, pierden dinero.

Y es que nos ponemos nerviosos si hay algo que perjudica o puede perjudicar nuestro bolsillo. Y hay que preguntarse por qué se ha llegado a esa desagradable situación. ¿Ha sido por comprar un billete sin mirar la fecha de caducidad de los documentos? ¿En qué cabeza cabe eso? ¿Ha sido por un descuido en el número de mes? Bueno, eso es perdonable. Reconozco que soy de naturaleza tocanarices, sobre todo en ciertas situaciones, así que lo primero que suelo hacer en estos casos, tras escuchar la historia, es preguntarles lo siguiente:

– Disculpe, ¿cuándo le caducó el DNI?
– (Titubeante) Pues hace un poco…
– Permítame su carné. (Tras dármelo) ¡¿Un poco?! ¡Pero caballero, que aún andábamos con las pesetas!
– Es que como nunca lo he necesitado…
– Pues lamento decirle que si en 15 años no le ha corrido prisa, ahora ya le digo yo que tampoco. Cualquier cosa que tenga usted seguro que la puede retrasar un par de semanas que es lo que tarda en obtener la cita.

La conversación habla por sí sola acerca de algunas personas. Como nunca ha necesitado el DNI le ha dado igual lo que ocurriera con él, tanto daba tenerlo en vigor como caducado un montón de años. Y ahora que quiere cobrar le corre prisa. ¿Urgencia? No, una urgencia es otra cosa; por ejemplo, que te roben el día anterior a un examen, a una cita con el notario, o a la salida de un viaje. Pero en ese caso ya se viene con la denuncia puesta y todo, y con muchos nervios encima. Lo otro es pasotismo en estado puro. Y desgraciadamente, es el sentir de muchos españoles. Quizá que nos dieran una lección de este tipo (como no hacernos el carné en el momento en que acudimos con la urgencia) de vez en cuando no nos vendría nada mal para espabilar.


¿Quieres leer la entrada original? Puedes hacerlo en la versión electrónica del libro, por sólo 1 euro (menos de lo que cuesta una caña), o en la versión en papel, por sólo 8 euros (menos de lo que cuesta una pizza mediana).

Anuncios

8 comentarios en “Tengo una urgencia

  1. la verdad es que solemos, en general, dejar las cosas para el último día, como si por contar una historieta nos hicieran más caso, o incluso podemos salvar ciertos obstáculos…

    Aunque también es verdad que al final pagan justos por pecadores, y cuando de verdad se tiene una urgencia… no se cuenta como tal 😛

    Me gusta

  2. Un DNI no es nada. Dice tu nombre y eso ya lo sabes, tu fecha de nacimiento, domicilio, etc. Pero también lo sabes. Pues si alguien quiere conocer esos datos te los puede preguntar ¿no?. Entonces Qué más da cuando caduque si esos datos no varían.
    Pero lo que sí cambia es la fecha de caducidad. A ver ¿porqué? Es que la administración es experta en tocar las narices y obliga a entidades a pedir el DNI en vigor y a los ciudadanos a renovarlo. Putada total.
    Y por eso las urgencias.
    si yo sé todo de mí, porque tengo que mirar cada día a ver si está en vigor?
    si al menos me dejaran cambiar la fecha de nacimiento, pues bueno, estaria más pendiente.
    Pero así prefiero confiar en la buena voluntad del funcionario que entenderá que no he mirado ese papelajo desde que lo renové.

    Me gusta

  3. Si dejas las cosas para el último día y el carné te caducó la semana pasada, soy comprensivo y entiendo que puede haber sido un despiste. Pero si caducó hace 4 años, un despiste de más de 1400 días me parece excesivo… 🙂

    De todas formas, la experiencia me ha hecho distinguir las verdaderas urgencias de las que no lo son.

    Me gusta

  4. Un DNI dice que tú eres quien dice ser. Es obvio que cada uno se sabe sus datos, pero las personas que no te conocen, y que son las que tienen que utilizar tus datos no tienen por qué creerte si dices que te llamas Pau Gasol y que en tus ratos libres juegas al baloncesto. Necesitan algo que verifique lo que les dices, y eso en este país es el DNI, nos guste más o nos guste menos. También el pasaporte, pero ese no es un documento obligatorio. Según tu razonamiento, los datos que hay en tu pasaporte también te los sabes, ¿para qué te lo piden en vigor cuando viajas a China? Pues porque es el documento que ellos necesitan para saber que tú eres tú. Y caducado no les sirve.

    Los datos varían, porque hay gente que cambia de nombre, porque hay padres que reconocen a los hijos a posteriori, porque hay pueblos (donde la gente nace) que cambian de nombre, porque con las nuevas leyes uno decide ser Castillo Rey en lugar de Rey Castillo, que es lo que había sido toda la vida… Y bueno, la cara que cada uno lleva en el DNI también cambia. A todos nos cambia. Es el principal motivo de que caduque. Si todos fuéramos como Jordi Hurtado, no necesitaríamos renovarlo, nos saldría de validez permanente.

    Cambia la fecha de caducidad y la cara de la persona que está impresa en el carné. Si las entidades estuvieran obligadas por la Administración a pedir el DNI en vigor, nadie podría pagar con el carné caducado, ni pedir préstamos, ni firmar documentos, ni citarse con el notario… Y créeme si te digo que hay gente que lo hace con el DNI caducado.

    No hay que mirar cada día si está en vigor, basta con saber cuándo dejará de estarlo.

    La fecha de nacimiento la puedes cambiar si está mal en el DNI.

    La buena voluntad siempre la tenemos 🙂

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s