Me has puesto mujer

A muchos hombres les pasa: tienen miedo de que se les cuestione su virilidad. Y más en una tarjeta que van a utilizar en multitud de sitios, que además les identifica y que asegura que ellos son quienes dicen ser. No es plato de buen gusto enseñar el DNI por ahí y que la gente se piense que uno no es uno, sino una. Es lo que debe ocurrirle a todos los señores que, entre preocupados e indignados, vuelven a mi puesto a los pocos minutos (a veces segundos) de ser atendidos:

– ¡Oiga, que me ha puesto usted que soy una mujer!
– ¿Yo? Perdone, pero yo no puedo cambiar nada. Además, usted me ha dicho que había leído los datos y que estaban todos correctos.
– Sí, pero aquí lo pone claramente: Sexo, Mujer.
– Bueno, caballero, ahí pone: Sexo, ‘M‘. Y puede ser Sexo, Mucho, lo cual es agradable para cualquier hombre (cuestión de genes). O Sexo, Maravilloso, con lo cual debería estar más orgulloso aún de su mujer. O Sexo, Masculino. Que es justamente lo que ha leído en la pantalla hace unos minutos.
– Entonces, ¿no es mujer?
– Cada cual le puede dar la interpretación que quiera, pero insisto en que la Administración le dará la de “Masculino“.
– Ah, vale, es que ya me había asustado… ¡A ver si me había cambiado el sexo!
– Pues márchese tranquilo, tiene el mismo sexo que con su anterior DNI, y es hombre.

Al menos se marchan agradeciendo que les mantenga intacta su masculinidad. Pero deberían de preocuparse de otra cosa más que de eso. ¿Por qué prestan tan poca atención? Si ven que pone masculino, ¿por qué no lo relacionan una vez tienen la tarjeta en la mano? Si la ‘M‘ también vale para Macho, ¿por qué no se piensa en esta palabra en lugar de Mujer? Porque se me ha dado el caso que si ven una ‘H‘ en una tarjeta cualquiera (no un DNI) de una mujer, deducen que es Hembra y no Hombre. ¿Qué clase de razonamiento abstracto hay detrás de ello?

En cualquier caso, me asombra la cantidad gente que piensa que soy un despiste, o que lo hago a mala leche. Porque si en el carné antiguo venía bien y estoy viendo que el ciudadano que atiendo es un señor, ¿para qué iba yo a poner que es una mujer? ¿Tan extendida está la creencia de que los funcionarios hacemos las cosas para fastidiar? Yo no soy tan malo… Supongo que si pudiera modificar o indicar yo el dato me equivocaría alguna vez, pero si en la anterior tarjeta ya venía bien puesto no tendría que cambiar nada, con lo cual entraría en juego la mala idea. Y si fuera la primera vez que lo pongo… Ahí ya sí que no hay duda, sería por despiste. Y no dudo que alguna vez me pasaría, porque en ocasiones soy algo calamitoso. Pero quiero pensar que no tantas veces como me lo preguntan.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

3 comentarios en “Me has puesto mujer

  1. el problema viene de que cuando vas a rellenar un formulario, en la mayoría de los casos, según mi experiencia, te dan a elegir entre varón y mujer. de ahí la confusión

    Me gusta

  2. Hola!

    No lo niego, la falta de un criterio da lugar a ambigüedades. Pero es que antes de imprimir la tarjeta (supuestamente) leen los datos que irán impresos y pone “Sexo: Masculino”. Supongo que tras leerlo se les olvida…

    Gracias por leerme y por comentar!

    Un abrazo.

    Me gusta

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s