La odisea de coger cita (3)

Todo el mundo necesita renovar su DNI en un momento dado, se tenga la edad que se tenga. Bueno, estrictamente, haciéndolo tras haber cumplido los 70 años, no tiene la necesidad de repetir más salvo robo, pérdida, deterioro o cambio de datos en la tarjeta (el domicilio es un dato aunque muchos no lo sepan, pero ese es otro tema del que ya hablaré). Cuando una persona que supera esa edad obtiene el número de teléfono (la dirección web seguramente no la va a usar) para conseguir una cita, al juntarse con su cónyuge en casa posiblemente mediten de una manera similar a la siguiente cómo hacerlo:

– Antonia, tenemos que llamar al carné, que lo tenemos casi caducado.
– Pues llama a los niños, que ellos seguro que por el Internet ese lo hacen enseguida. Que ahora las cosas son más difíciles para nosotros.
– Es que están trabajando, salen tarde, y con sus chiquillos… No les vamos a molestar para esta bobada… Anda, dame el papel ese que nos dieron que llamo yo por teléfono.
– (El hombre llama al 902 y le atiende un contestador) Bienvenido al servicio para cita previa […]
– ¡Antonia, esto es una máquina! ¿Qué hago?
– ¡Lo que te diga! Tú hazle caso que las máquinas son muy listas.
– (El contestador continúa) Diga, por favor, si desea ser atendido en castellano, catalán […]
– No he oído bien. ¿Puedes gritar más?
– Lo siento, no le he entendido. Diga de nuevo si desea ser atendido en castellano […]
– ¡Antonia! Yo no oigo ni gota… Anda toma tú porque yo no puedo. No sé por qué tienen que poner esto tan difícil…
– (Antonia está al teléfono y su marido sigue quejándose a voces del sistema) Continúo sin entenderle. Si desea utilizar el castellano, diga castellano o pulse 1 […]
– (Pulsa el 1) ¡Mariano como no te calles yo tampoco oigo!
– Diga si desea pedir cita, información para la documentación a presentar […]
– Quiero pedir cita.
– Diga si desea pedir cita para su primer DNI, para un menor de 14 años, para un discapacitado, para varias personas, o para renovar su DNI o pasaporte.
– Uy, cuántas cosas… No sé qué tengo que decir…
– Lo siento, no le he entendido. Diga si desea […]
– (Murmura) A ver… ¡Yo quiero renovar el DNI!
– ¿Qué desea renovar, el DNI, el pasaporte o ambos documentos?
– El DNI.
– Por favor, diga o marque su número de DNI.
– Pues… Es… Setenta… No… Siete… Eso, siete millones, cuarenta… No… Cuatrocientos treinta y dos mil… Esto… Ciento diez.
– Lo siento, el número no es válido. Debe darme las ocho cifras sin la letra. No olvide los ceros de delante. Por favor, diga de nuevo o marque cifra a cifra su número de DNI.
– Pues si le he dado ya el número… De verdad, qué difícil nos lo ponen a los mayores… A ver que lo repito…
– Lo siento, el número no es válido. Debe darme las ocho cifras sin la letra. No olvide los ceros de delante. Por favor, diga de nuevo o marque cifra a cifra su número de DNI.
– ¡Pero si ahora no me has dejado decirlo! A ver… Era siete millones, cuatrocientos treintena y dos mil, ciento diez. Sí, ahora sí.
– Lo siento, el número no es válido. Tenemos problemas para obtener su número de DNI, y sin él no podemos darle el servicio. Le recordamos que también puede solicitar cita previa en la página web. Gracias por utilizar el servicio de cita previa de DNI y pasaporte. Hasta pronto.

Diez minutos después, y con un destrozo en la factura telefónica, el contestador corta la comunicación. Y comienza la (lógica) indignación: “¿Será posible? ¡Maldita máquina! Yo no sé por qué no tienen personas, con la cantidad de paro que hay. Esto seguro que con una persona no me habría pasado“. Tras varias llamadas, algunos tienen suerte y consiguen una cita. Los menos afortunados, o contactan con algún familiar o amigo que les ayude por internet o telefónicamente, o se acercan bastante enojados a la comisaría con frases como “es que me he gastado un montón de dinero en teléfono, que he llamado cinco veces y el cacharro ese me cuelga“, o “es que es una vergüenza que tengáis así lo de la cita, con lo bien que funcionaba esto antes que llegabas y esperabas tu turno“, “es que no pensáis en la gente mayor“… Como si yo fuera quien implanta y coordina el sistema de citas, vaya.

Ante una situación así, ¿qué puedo hacer? Apiadarme del ciudadano y apuntarle como persona sin cita y con urgencia si hay gente, y atenderle si no hay nadie. Sinceramente creo que ya ha dado suficiente de su parte a la Administración. El tiempo que les hago esperar es inversamente proporcional al grado de humildad que traen cuando les recibo.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

5 comentarios en “La odisea de coger cita (3)

  1. Esto me ha recordado la última vez que fui al banco a ingresar dinero para pagar un curso.
    1-hago cola
    2-llego a ventanilla y me dicen que tengo que coger número….
    3-el número lo da un cajero que tiene como cuatro opciones distintas entre las que no se encuentra la que yo quiero.
    4-para elegir opción he de meter mi DNI
    5-cojo un número a voleo y vuelvo a ventanilla.
    6-explico mi caso y me dice el empleado que si me hace el mismo la transferencia que me cobra tres euros. Que la puedo hacer yo en el cajero.
    7-voy al cajero…..
    8-seleccione opcion….marque el numero de cuenta…..concepto…..efectivo……decimales…..
    MIERDA PA TODOS!!!
    Amablemente eso si le dije:
    Si viene mi padre a hacer esto vosotros pensais que será capaz?
    Os vais a quedar sin curro con tanto puñetero cajero coño!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Efectivamente, Ana. Tu padre no sería capaz. Pero ni el mío, ni el de muchos. De hecho, cualquiera de nosotros habría tenido los mismos problemas que tú, que somos tecnológicamente desarrollados, así que imagínate… De todas formas, en el paso 2 te podrían haber dicho algo, la verdad. Supongo que yo soy un idiota, porque habría preguntado qué quería y le habría dado el paso 6 directamente… En fin. Besitos!!

      Le gusta a 1 persona

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s