Hacerme entender

Yo sé que mi español es un poco complicado de entender. No en vano ni mis padres me entienden muchas veces cuando les hablo. Lo sé cuando hago una pregunta y mi madre contesta un tímido “Sí… Claro“, muy bajito, como sin querer. Igual que hacía su madre (un beso abuelita, donde quiera que estés) cuando no escuchaba lo que se le decía. Asentía y decía “Claro, hijo mío“. Y daba igual lo que le hubiera preguntado. Valía para prácticamente todo “¿Hoy comemos migas?“, “¿Jugamos una cuatrola?“, “¿Vamos esta tarde a la piscina?“. Los abuelos son muy inteligentes, y la mía lo tenía estudiado. Era una respuesta tipo (similar a las de los políticos cuando les preguntan por sus turbios asuntos).

Pero sobre todo sé que mi madre no me ha escuchado porque en ocasiones espero una respuesta más larga, o al menos distinta de “Sí, claro“. Y se produce un silencio entre ambos, ella esperando a que diga otra cosa y yo deseando que me responda la pregunta en condiciones. Partiendo de esa base, en la que un español no me entiende, no puedo pretender que lo haga una persona de un país lejano, que igual entiende el español… o igual no.

Ayer vino una de estas personas (anglosajona, para concretar) a renovar las tarjetas de residencia de sus niños. A sus pasaportes les quedaban sólo unas semanas para caducar:

– Yo le tramito las tarjetas, pero para recogerlas debe renovar los pasaportes de los niños, ya que deben tener un tiempo mínimo de vigencia.
– Sí, primero hago tarjetas, luego hago pasaportes. Están en vigor.
– No, a ver, yo las tramito pero no se las puedo entregar si no me traen los pasaportes actualizados. Necesitamos una vigencia mínima del pasaporte para poder entregarlas. Incluso tendría que tenerlos actualizados para tramitarlas, pero por no hacer venir de nuevo a los pequeños, se las solicitaré.
– Sí, yo informarme en embajada. Primero hago tarjetas y luego hago pasaportes con ellas.

Dado que podemos entrar en un bucle infinito en el cual yo le solicito que renueve los pasaportes y ella me indica que no lo va a hacer, concluyo la conversación:

– Veo que mi español es complicado y ambiguo… Mire, se lo dejo escrito en el resguardo de recogida. Usted tramite los pasaportes porque sin los nuevos no les entregarán las tarjetas.

Media hora después, se marchan. Yo continúo pensando en que dentro de un mes vendrán a recoger las tarjetas… sin renovar el pasaporte.


Si te gusta lo que escribo y quieres comprar mi libro, puedes hacerte con una copia en PDF por solo 1 euro pinchando en estas letras, o con una en papel por 8 euros pinchando en estas otras letras.

Anuncios

3 comentarios en “Hacerme entender

¡Cuéntame lo que quieras!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s